末期日子之光

IN ENGLISH

Introducción

En la edición de enero de 2022 de Luz para los últimos días, escribí que había tres situaciones mundiales que amenazaban con guerras que podrían tener consecuencias de largo alcance. Rusia y Ucrania, China y Taiwán e Irán e Israel. Ahora ha ocurrido la guerra de Rusia y Ucrania. ¿Seguirán los otros dos?

El mundo está en estado de shock después de semanas en que ha negado que tenía intención alguna de invadir Ucrania, Vladimir Putin haya hecho precisamente eso. Nuestras pantallas de televisión están llenas de imágenes de tanques rusos en las carreteras de Ucrania, edificios destrozados por misiles rusos y personas desesperadas que se refugian bajo tierra. Las fuerzas ucranianas contraatacan a las superiores fuerzas rusas, pero sufren un daño terrible en sus ciudades y a sus habitantes. Se habla de un arreglo negociado, que es de desear, pero nada se ha decidido por ahora al tiempo que escribo esta revista. Más de dos millones de personas han huido del país y se han convertido en refugiados con una proyección de hasta cuatro millones en los próximos días.

Desde el punto de vista ruso, la invasión ha sido un desastre, su ejército operado muy mal, con malas comunicaciones y baja moral entre sus maltratadas tropas. Se ha demostrado que la propaganda de Putin de que iban a liberar a Ucrania de los nazis es una mentira ridícula y ahora se enfrentan el desprecio y el rechazo universales del pueblo ucraniano, incluida su población de habla rusa. Después del daño terrible que Rusia ha infligido a las ciudades ucranianas, las perspectivas de que los ucranianos acepten un régimen títere prorruso en lugar de Zelensky y su gobierno son nulas. Rusia ahora es un paria mundial, impactando su economía y todos los aspectos de la vida diaria. Putin ha tenido que imponer restricciones de estado policial que impiden las protestas contra la guerra y cualquier información genuina sobre lo que está sucediendo en Ucrania.

¿Qué hay detrás de esto? Putin afirma que, desde la caída de la Unión Soviética, la OTAN ha estado invadiendo lo que Rusia considera su territorio. Dice que Occidente ha estado humillando a Rusia y tratando de socavar su gobierno con el objetivo de absorberlo en su plan de orden mundial. Rusia afirma que la primera etapa de este proceso fue llevar a Ucrania a la órbita occidental y luego usarla como plataforma para derrocar a su gobierno. El intento de poner esto en práctica comenzó en 2014, cuando hubo una revolución en Ucrania que expulsó al presidente prorruso (y muy corrupto) Yanukovich. Rusia afirma que esto fue orquestado por la UE y EE. UU.

Esta era una amenaza para Rusia por dos razones. Primero, si Ucrania prospera en una unión democrática con la UE respaldada por la OTAN, los rusos se inquietarán y querrán cambiar su gobierno corrupto actual. A este se le ha descrito como una ‘cleptocracia’ en la que Putin y sus oligarcas controlan una inmensa riqueza y poder y reprimen la libertad en Rusia. En segundo lugar, Rusia necesita acceso al Mar Negro para su flota y sus puertos de aguas cálidas. La armada soviética tenía su base en Sebastopol en Crimea y Odessa durante los días de la Unión Soviética. Cuando colapsó la Unión Soviética, Rusia mantuvo su base naval en Sebastopol, sin embargo, Crimea se convirtió en parte de Ucrania. Odessa es la principal salida al mar de Ucrania para exportar sus mercancías.

Mientras Ucrania se mantenía neutral, esta incómoda situación pudo continuar hasta 2013. Pero después de que Ucrania se alineó con la UE y la OTAN, los buques de guerra estadounidenses comenzaron a patrullar el Mar Negro y se les permitió reabastecerse en Odessa. Con Sebastopol técnicamente también bajo control ucraniano, los Estados Unidos y la OTAN podrían, en teoría, imponer su influencia en todo el Mar Negro. Desde el punto de vista de Rusia, esto significaría lo mismo que si la flota rusa tuviera poder de influencia en el Canal de la Mancha y atracara en Plymouth y Portsmouth. Por ello, Putin decidió reafirmar la propiedad anterior rusa sobre Crimea y la devolvió a manos rusas.

Rusia ve a la OTAN como una fuerza hostil, que se ha movido hasta las fronteras de Rusia en los estados bálticos y está estacionando sus tropas en Polonia y Rumania. Putin afirma que esto es contrario a las promesas hechas a Rusia durante la década de 1990. Ucrania significa un paso demasiado peligroso, por lo que Putin ha exigido que la OTAN retrocediera y nunca permita que Ucrania se una a la OTAN.

Putin se ve a sí mismo confrontando el “orden mundial” de Occidente y tratando de implementar su propio orden mundial alternativo. Justo antes de que comenzara la invasión de Ucrania, fue a China a consultar con el líder chino Xi Jinping para tratar de confirmar esta alianza. Esta crearía un orden mundial de exgobernantes comunistas basado en Rusia y China que asegure esa parte del mundo para sus dictaduras.

Existen una serie de derivaciones proféticas de estos acontecimientos a la cuestión que si Rusia se menciona en la Biblia dentro de la profecía de Gog y Magog en Ezequiel 38-9 que vamos a examinar aquí.

Rusia y la UE

La Unión Soviética fue una dictadura comunista que oprimió y llevó a la miseria a millones y fue una severa opresora de cristianos. Lejos de crear paz e igualdad, los líderes del Partido Comunista se convirtieron en una nueva clase dominante con poder, riqueza y control sobre la sociedad (como sucede con Putin y sus oligarcas en la actualidad). Hicieron esto a través de un estado policial, la KGB y los campos de gulag donde presos políticos fueron detenidos en las condiciones terribles descritas por el escritor ruso Alexander Solzhenitsyn. Gracias a su dominio sobre los regímenes comunistas de Europa del Este después de la Segunda Guerra Mundial, Moscú se convirtió en la potencia controladora de los países del Pacto de Varsovia, desde Polonia hasta Bulgaria, separados de Europa occidental en aquellos tiempos por el Telón de Acero.

El presidente soviético Gorbachov intentó liberalizar el comunismo durante la década de los 80 con sus programas “glasnost” (apertura) y “perestroika” (reestructuración). La gente ya estaba harta de las sofocantes dictaduras de Europa del Este y se rebeló en revolución durante 1989, al tiempo que país tras otro expulsaba a los comunistas del gobierno. En 1991, el régimen comunista en la Unión Soviética se derrumbó y las diferentes repúblicas de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) se convirtieron en países independientes. Toda Europa del Este se unió a la UE, incluidos los Estados bálticos que habían formado parte de la URSS.

Putin considera el derrumbe de la Unión Soviética como la “catástrofe del siglo” que ha dejado a Rusia vulnerable en su frontera occidental, donde antaño tuvo estados clientes como Polonia, Alemania Oriental y Checoslovaquia y donde ahora se enfrenta a países que se han unido a la UE y la OTAN. Rusia quiere que estos estados ‘tapón’ protejan a Rusia de la invasión occidental, consciente del terrible sufrimiento que esta soportó cuando los nazis invadieron su tierra en 1941, lo que resultó en la muerte de alrededor de 28 millones de ciudadanos soviéticos.

Hoy, el movimiento de Rusia hacia Ucrania se considera como amenaza para todos los países que abandonaron la órbita soviética y se unieron a la influencia occidental, por lo que la OTAN fortalece su defensa de países como Polonia y los estados bálticos. Uno de los efectos secundarios de esta crisis es que los líderes de la UE reconocen la necesidad de reforzar los ejércitos de Europa y fortalecer la unidad europea. El presidente Macron de Francia ha llamado a la creación de un ejército unido de la UE para defender a Europa, junto con llamados a una integración más profunda de la UE. La presidenta de la UE, Ursula von der Leyen, está pidiendo también que la UE se una para independizarse del petróleo, el gas y del carbón rusos.

La renovada amenaza de Rusia y la crisis económica que ahora amenaza a Europa pueden hacer que se presione por una unidad más profunda del continente y que este converja en una potencia con derecho propio y en un país llamado ‘Europa’. Según las profecías bíblicas, habrá un Imperio Romano resurgido en los últimos días de esta era, que será la sede del poder del Anticristo (ver Apocalipsis 13, 17.9-14, Daniel 7.19-25). Muchos conectan a este poder con la Unión Europea. Este poder estará involucrado en un acuerdo de paz en el Medio Oriente que involucra a Israel (Daniel 9.27). Este acuerdo de paz iniciará el período final de siete años de la tribulación (Daniel 9:27). Una visión de la profecía es que esto ocurrirá después de la fallida invasión de Israel por parte de Rusia y sus aliados, profetizada en Ezequiel 38-9. Hablo más acerca de esto en las páginas siguientes de este artículo.

Debido a la crisis con Rusia, Europa está buscando fuentes alternativas de suministro energético. La UE se está aproximando a Israel para que este le suministre gas a través de Egipto, lo que el gobierno de Israel está considerando en estos momentos. El campo de gas Leviatán de Israel está situado hacia el norte, en el mar Mediterráneo frente a la costa de Israel.

Se ha propuesto crear un gasoducto desde Israel a través de Chipre y Grecia que llegue a Italia, donde se utilizaría como suministro de gas para Europa. Actualmente, este proyecto se ha suspendido debido a consideraciones ambientales, objeciones por parte de Turquía y un movimiento contrario de la administración Biden en los EE. UU. Si se reiniciara, Rusia podría considerarlo como una amenaza a sus intereses, una posible motivación para su participación en la guerra de Gog y Magog, cuando se trataría de “apoderarse del gran botín” de Ezequiel 38.12.

Por lo tanto, estos problemas fomentan una integración más profunda de la UE, ya que trata de propagar su influencia hacia el este y hacia Israel. En Daniel 8.9 leemos:

9 De uno de ellos (el Imperio Romano Revivido) salió un cuerno pequeño (el Anticristo), que creció mucho hacia el sur y el oriente, y hacia la tierra gloriosa (Israel).

Rusia, las sanciones y la economía mundial

Desde la caída del comunismo, Rusia se ha vinculado cada vez más a la economía global. Sus principales exportaciones son el petróleo y el gas, que representan alrededor del 40% de sus ingresos. El cese de importación de petróleo y el gas rusos amenaza al futuro de la UE, en particular a Alemania, que importa el 55 % de sus necesidades energéticas de Rusia. Los países de Europa ya han declarado una crisis debido al aumento del costo de la energía, lo que aumenta la presión sobre sus economías. Sin el gas ruso, muchos de los países de Europa se enfrentarían a una crisis enorme, lo que provocaría el cierre de gran parte de su industria.

Rusia y Ucrania también producen alrededor del 25% del trigo y del maíz mundiales. Los países del norte de África y de Oriente Medio dependen del trigo ucraniano para sus suministros de pan. Rusia produce alrededor de dos tercios de todos los fertilizantes del mundo, que está a punto de extraer de la circulación del resto del mundo. A medida que los países del hemisferio norte entran en la temporada agrícola de crecimiento, tales medidas podrían afectar negativamente a la producción de alimentos, aumentando la posibilidad de que el hambre aceche a las naciones. Para obtener más información acerca de esto, consulte nuestra sección “Señales de la Era“.

Expulsar a Rusia del sistema bancario mundial, particularmente del sistema de intercambio SWIFT, causará un gran daño a la economía rusa, pero también podría dañar a Occidente, especialmente a Estados Unidos. La respuesta rusa es erigir un sistema alternativo con China con quien está en proceso de establecerlo. Este sistema de intercambio podría ser atractivo para varios países y provocar la caída del sistema de intercambio SWIFT. También hay un movimiento de Rusia y China para cambiar el sistema de intercambio de ‘petrodólares’ en la compra y venta de petróleo. Esto podría llevar a que el dólar caiga como moneda de reserva mundial, provocando una crisis social y económica en los EE. UU., que ya ha acumulado una deuda de billones de dólares. Algunos incluso han proyectado el colapso total de los Estados Unidos.

También vemos la posibilidad de un desastre total por causa de guerra nuclear o de un desastre menor a través de uno de los enclaves nucleares en Ucrania que liberaría altos niveles de contaminación en toda Europa. Cuando el reactor de Chernóbil en el norte de Ucrania se incendió en 1986, se produjo tan solo en un espacio de 48 horas posteriores a la explosión de la estación, que habría dejado inhabitable gran parte de Bielorrusia, Ucrania y los países circundantes por siglos por venir. La acción valiente de los trabajadores en el enclave detuvo este desastre total, pero aun así tuvimos el peor accidente nuclear del mundo hasta la fecha. Ahora hemos oído que se ha cortado el suministro de energía a la estación nuclear de Chernóbil, lo que amenaza su seguridad. Los rusos han bombardeado la planta de energía nuclear de Zaporizhzhia en Enerhodar, una ciudad a 640 kilómetros de Kiev, casi creando con ello otro desastre nuclear.

En todo esto vemos señales de la profecía de Apocalipsis 6, los cuatro jinetes del apocalipsis que se avienen a la tierra. Esto marca también el comienzo del período conocido come la Gran Tribulación que precede a la segunda venida de Cristo, durante el cual, el falso mesías (Anticristo) cabalga sobre el caballo blanco, demandando el dominio mundial, lo que lleva a la guerra, el hambre y la muerte masiva en la tierra. No podemos estar seguros de cuán cerca o lejos estamos de esto, pero parece que la humanidad, ominosamente, se dirige hacia esa dirección.

Rusia, Siria e Irán (Persia)

En enero tuvo lugar un acontecimiento en el Océano Índico que se centra sobre otra nación antiestadounidense: Irán. Irán, Rusia y China realizaron su tercer simulacro naval combinado en el norte del Océano Índico, entre especulaciones de que los tres países se están uniendo ante las crecientes tensiones regionales con Estados Unidos. Desde que asumió el cargo en junio de 2021, el presidente de línea dura de Irán, Ebrahim Raisi, ha seguido una política de profundización de sus lazos tanto con Moscú como con Beijing.

Irán ha declarado abiertamente su intención de eliminar al estado de Israel y está suministrando misiles a los enemigos de Israel, en particular a Hezbolá en el Líbano. Israel tiene evidencia del plan de Irán de construir un arma nuclear capaz de destruir el estado judío y ha prometido evitar que esto suceda, incluidas las amenazas de destruir las instalaciones nucleares de Irán. Si Israel ataca a Irán, podría iniciar una guerra regional que vería a Rusia alinearse con Irán. Israel ya está atacando bases iraníes en Siria, lo que ha provocado un ataque iraní contra una base del ejército estadounidense en Erbil, Irak, que, según los iraníes, se utiliza como centro de espionaje para Israel. En enero, Israel llevó a cabo un simulacro militar para prepararse para la guerra en el norte, en particular un conflicto con Hezbolá, aliado de Irán en el Líbano.

Rusia apoya al régimen de Assad en Siria y utilizó su poderío aéreo para aplastar a los enemigos de Assad en la guerra civil siria (en el proceso, destruyendo ciudades como Alepo). Rusia necesita a Assad en el poder para mantener el control de sus instalaciones portuarias sirias en Latakia y Tartús y su base aérea en Hemeimeem. El 15 de febrero, el ejército ruso desplegó bombarderos de largo alcance con capacidad nuclear y aviones de combate con misiles hipersónicos de última generación en su base aérea en Siria, y realizó ejercicios navales masivos en la región en medio de crecientes tensiones con Occidente por Ucrania.

Aviones rusos y sirios volaron cerca de la frontera norte de Israel después de que Israel expresara su apoyo a Ucrania. Rusia también les dijo a los israelíes que no reconoce el control israelí de los Altos del Golán y que estos deberían ser devueltos a Siria. No hay manera alguna en que Israel ceda este territorio. Rusia se está irritando con los ataques de Israel contra objetivos iraníes en Siria, especialmente después de un reciente ataque con misiles contra bases iraníes en Damasco.

Otro factor en todo esto es el impulso a un acuerdo con Irán sobre su política nuclear, apoyado por la administración Biden en EE.UU. Este eliminaría las sanciones a Irán y la dejaría libre para continuar e incrementar su actividad perniciosa en el Medio Oriente. Si consideramos que Irán continúa sus esfuerzos por construir una bomba nuclear, esto podría desencadenar un ataque de Israel para destruir la infraestructura nuclear de Irán. Como consecuencia, Rusia podría iniciar una guerra contra Israel, con Irán y otros aliados, como se profetiza en el libro de Ezequiel.

Hay rabinos en Israel que ya han conectado el incremento en las tensiones en Ucrania y en el Medio Oriente con la guerra de Gog y Magog profetizada en la Biblia, Ezequiel 38-39, en la que Rusia e Irán (Persia) son naciones líderes. En esta guerra, un ejército combinado bajo el liderazgo de Gog de la tierra de Magog se cierne contra Israel, desde el norte (Siria) y se encuentra con su destino en ‘las montañas de Israel’. Entonces, es posible que estos conflictos de “orden mundial” lleguen a su clímax en Israel, como predice la Biblia.

La Guerra de Gog y Magog

¿Ezequiel 38 trata de Rusia moderna atacando a Israel? Algunos intérpretes dicen que es una imagen simbólica del conflicto entre el bien y el mal, o incluso que se relaciona con las guerras en el antiguo imperio persa. Sin embargo, el texto implica una guerra literal que tiene lugar en la región de Israel en los últimos días de esta era, involucrando a un poder del lejano norte, que tiene nombres que se alinean con la Rusia de hoy.

Vino a mí palabra de Jehová, diciendo: 2 «Hijo de hombre, pon tu rostro contra Gog, en tierra de Magog, príncipe soberano de Mesec y Tubal, y profetiza contra él 3 diciendo: “Así ha dicho Jehová, el Señor: Yo estoy contra ti, Gog, príncipe soberano de Mesec y Tubal. 4 Te quebrantaré, pondré garfios en tus quijadas y te sacaré a ti junto con todo tu ejército: caballos y jinetes, completamente equipados, una gran multitud con paveses y escudos, armados todos ellos con espadas. 5 Persia, Cus y Fut con ellos; todos ellos con escudo y yelmo; 6 Gomer con todas sus tropas; la casa de Togarma, de los confines del norte, con todas sus tropas. Muchos pueblos estarán contigo. 7 »”Prepárate y está alerta, tú y toda tu multitud que se ha reunido contigo, y sé tú su comandante.

Ezequiel 38.1-7

8 De aquí a muchos días serás visitado; al cabo de los años vendrás al país salvado de la espada, contra gentes recogidas de entre muchos pueblos en los montes de Israel, que siempre fueron una desolación. Fueron sacadas de entre las naciones y todas ellas vivirán confiadamente. 9 Subirás tú y vendrás como una tempestad; como un nublado que cubra la tierra serás tú con todas tus tropas, y muchos pueblos contigo. 10 »”Así ha dicho Jehová, el Señor: En aquel día subirán pensamientos a tu corazón y concebirás un plan perverso. 11 Dirás: ‘Subiré contra un país indefenso, iré contra gentes tranquilas que habitan confiadamente. Todas ellas habitan sin murallas, y sin cerrojos ni puertas.’ 12 Subirás para arrebatar despojos, para tomar botín, para poner tus manos sobre las ruinas ahora habitadas y sobre el pueblo recogido de entre las naciones, que se hace de ganado y posesiones, que habita en la parte central del país. 13 Sabá y Dedán, los mercaderes de Tarsis y todos sus príncipes te dirán: ‘¿Has venido a arrebatar despojos? ¿Has reunido tu multitud para tomar botín, para quitar plata y oro, para tomar ganados y posesiones, para arrebatar grandes despojos?’”

Ezequiel 38.8-13

La profecía habla de algo que sucederá en los “últimos días” después de que el pueblo judío haya regresado de la dispersión para morar en la tierra de Israel, incluidas las “montañas de Israel”. La parte montañosa de Israel son los Altos del Golán y la región montañosa de Judea y Samaria (Cisjordania) centrada en Jerusalén. Presenciamos el establecimiento del Estado de Israel en 1948. En 1967, los Altos del Golán y Jerusalén quedaron bajo control israelí como resultado de la Guerra de los Seis Días.

En ese momento vendrá una fuerza hostil desde el norte (la dirección de Siria) y atacará a Israel. El líder de esta fuerza es ‘Gog de la tierra de Magog’. La palabra Gog en hebreo se refiere a un líder exaltado con la implicación de que se rebelará contra Dios. La palabra hebrea ‘gag‘ significa techo o algo alto y levantado. En este contexto, Gog es el gobernante de un país llamado Magog y se rebela contra de Dios y Su pueblo (Israel).

Magog era un área que Ezequiel conocía en tiempos bíblicos. Antiguos grupos tribales ocuparon el área que ahora incluye el sur de Rusia y Asia Central, incluidas el área de algunas de las repúblicas islámicas del sur que formaban parte de la URSS. Magog fue el segundo hijo de Jafet, el hijo de Noé (Génesis 10.2), y sus descendientes a menudo se conocen por su nombre griego, los escitas. El historiador judío Flavio ​​​​Josefo (Antigüedades de los judíos) identificó a Magog con el área de lo que hoy es Rusia:

“Magog fundó a los magogianos, llamados así en su honor, pero que los griegos llaman los escitas”.

Josefo, Antigüedades, 1.123

Continuó diciendo que estas personas vivían en las regiones del norte sobre las montañas del Cáucaso, estableciéndose al norte del Mar Negro.

Se describe a Gog como el “príncipe principal” de Mesec y Tubal, que viene del extremo norte. La palabra hebrea para “príncipe principal” es “nissi rosh“, que también se puede traducir como “príncipe de Rosh“. El topónimo Rosh (o su equivalente en los respectivos idiomas) se encuentra al menos veinte veces en otros documentos antiguos, en referencia a bandas del pueblo Rosh que vivían en un área al norte del Mar Negro. Tiene una conexión lingüística con el nombre ‘Rossiya‘ o Rusia.

Mesec aparece 10 veces en el Antiguo Testamento hebreo, incluido su primer uso en la Tabla de las Naciones (Génesis 10.2). En Génesis 10, Mesec aparece como el sexto hijo de Jafet que se estableció en la parte nororiental de Asia Menor. Su posteridad se extendió desde las costas del Mar Negro hasta el sur del Cáucaso. Fue el padre de los Rossi y Moschi, quienes dispersaron sus colonias por una vasta porción del territorio ruso actual.

Wilhelm Gesenius, el erudito hebreo de clase mundial, cuyo léxico hebreo nunca ha sido superado, identificó a Mesec como Moscú, la capital de la Rusia moderna. Identificó a Tubal como Tobolsk, la primera provincia de la Rusia asiática colonizada, y también el nombre de la ciudad en la que Pedro el Grande construyó la antigua fortaleza siguiendo el patrón del Kremlin en Moscú. Gesenius afirma que el nombre griego “Moschi”, derivado del hebreo “Meshech”, es el origen del nombre de la ciudad de Moscú (Moskva en ruso). Su conclusión fue que estas personas constituyen el pueblo ruso moderno. Si te diriges en línea recta desde Jerusalén hacia el norte, llegas a Moscú.

En Ezequiel 38, ‘Gog de la tierra de Magog’ lidera este ejército que es una alianza de naciones que incluye a Persia (Irán) y Togarma (Turquía). Estos vienen contra Israel desde el norte. En ese momento dice la Biblia que Israel está viviendo segura. Algunos han dicho que esto no puede aplicarse al Israel de hoy, con las amenazas con que enfrenta por todos lados, pero la frase hebrea aquí es ‘la betach‘ que conlleva la idea de ‘seguridad’. Israel tiene uno de los ejércitos más fuertes del mundo, con equipo de alta tecnología y un sistema de defensa antimisiles que no tiene paralelo. En estos momentos, está desarrollando un nuevo sistema de defensa láser que podría destruir los misiles entrantes antes de que ingresen al espacio israelí.

Según Ezequiel 38.12-13, este ejército invasor desciende para tomar un botín.

13 Sabá y Dedán, los mercaderes de Tarsis y todos sus príncipes te dirán: ‘¿Has venido a arrebatar despojos? ¿Has reunido tu multitud para tomar botín, para quitar plata y oro, para tomar ganados y posesiones, para arrebatar grandes despojos?’”

Ezequiel 38.12-13

Israel ha descubierto una gran cantidad de gas natural y petróleo frente a la costa cerca de Haifa al norte del país, en el área establecida por la tribu de Aser en tiempos bíblicos. En la Biblia existe una promesa por la que “Aser mojará su pie en aceite”. Deuteronomio 33.24.

La palabra hebrea ‘aceite’ que se utiliza en esta profecía es “shemen“, que significa ‘aceite de oliva’, pero que es la palabra hebrea moderna para denominar al aceite que se utiliza en industria. Esto podría ser de interés para Rusia, ya que esta busca controlar el flujo de petróleo y gas hacia el mundo occidental. Existe la opinión de que la estrategia de Rusia en Ucrania es crear un corredor de poder que vaya desde Rusia, a través de Turquía a Siria y luego a Israel y Egipto, para poder controlar así las exportaciones de petróleo y gas de Oriente Medio y de la Zona del Mar Caspio.

Se oponen a la invasión (verbalmente, no militarmente), Sabá, Dedán y los mercaderes de Tarsis. Sabá y Dedan en la Biblia están en la península arábiga, correspondiente a los estados del Golfo que ahora están en alianza con Israel. Una de las razones de esta alianza es que ambos se ven amenazados por Irán. Israel los ayuda con su sistema de defensa antimisiles, que también ofrece a Arabia Saudita. Tarsis es un área al oeste de Israel. La Tarsis bíblica probablemente se ubicaba en la España moderna, pero se ha sugerido que esta referencia podría referirse a la alianza occidental, que incluye a Gran Bretaña y América (los leones jóvenes se relacionan con el símbolo del león asociado con Gran Bretaña).

Estos poderes protestan por lo que está haciendo Gog, pero no hacen nada. No necesitan hacerlo porque Dios actúa destruyendo al ejército invasor.

Ezequiel 38.18-23:

18 En aquel tiempo, cuando venga Gog contra la tierra de Israel, dice Jehová, el Señor, subirá mi ira y mi enojo. 19 Porque en mi celo, en el fuego de mi ira, he dicho que en aquel tiempo habrá gran temblor sobre la tierra de Israel, 20 que los peces del mar, las aves del cielo, las bestias del campo, toda serpiente que se arrastra sobre la tierra y todos los hombres que están sobre la faz de la tierra, temblarán ante mi presencia. Se desmoronarán los montes, los vallados caerán y todo muro se vendrá a tierra. 21 En todos mis montes llamaré contra él a la espada, dice Jehová, el Señor; la espada de cada cual estará contra su hermano. 22 Yo litigaré contra él con peste y con sangre; y haré llover sobre él, sobre sus tropas y sobre los muchos pueblos que están con él, una lluvia impetuosa y piedras de granizo, fuego y azufre. 23 Entonces seré engrandecido y santificado, y seré conocido ante los ojos de muchas naciones. Y sabrán que yo soy Jehová.”

Ezequiel 38.18-23

En el siguiente capítulo se describe la caída de muros, un gran terremoto en la tierra y lluvia, granizo y el juicio de Dios cayendo sobre el ejército invasor. El fuego cae sobre Magog (Rusia) y aquellos que habitan seguros en las costas (¿EE.UU.?). El Espíritu se derrama sobre el pueblo de Israel cuando el Señor salva a Su pueblo.

¿Podemos relacionar a la crisis actual en Ucrania con estos acontecimientos bíblicos? Si Rusia prevalece y se sale con la suya en Ucrania, podría comenzar la guerra de la que se habla en Ezequiel como su próximo paso. Si no prevalece, podría alejarse más, ya que Rusia se encuentra debilitada por el efecto desastroso que ha tenido su invasión de Ucrania, las fallas de su ejército y la gran hostilidad mundial hacia Rusia que esto ha suscitado. Solo el Señor lo sabe, pero esta profecía aún no se ha cumplido y la Biblia dice específicamente que se cumplirá en los últimos días.

Curiosamente el libro de Joel también habla de un evento ubicado en los últimos días, cuando un ejército del norte viene contra Israel y es derrotado:

20 Haré alejar de vosotros al del norte, y lo echaré en tierra seca y desierta: su faz hacia el mar oriental, y su final hacia al mar occidental. Exhalará su hedor y subirá su pudrición, porque hizo grandes cosas.

Joel 2.20

Después de este acontecimiento, el Espíritu se derrama sobre Israel (Joel 2.28-32), antes de la batalla final, que involucra a todas las naciones y concluye con la venida del Señor a Israel para traer liberación y la paz a Su pueblo (ver Joel 3).

Puedes leer más acerca de Ezequiel 38 en un artículo de Rema Marketing https://www.globalwatchdisclosures.com/thewrathofgog.htm del cual he tomado parte de esta información.

También hay una charla de Tony Pearce acerca de Ezequiel 38 en el sitio web de Bridge Lane Fellowship: https://www.youtube.com/watch?v=70ThD5UHAE0 Esto también está disponible en formato CD.

Tony Pearce

添加评论