Lumière pour les derniers jours

Las profecías del Mesías

La Biblia es un libro único porque además de brindarnos información sobre los días venideros, contiene muchas profecías que ya se han cumplido. El hecho de que tantas profecías ya hayan sido cumplidas en acontecimientos pasados es señal segura de que las profecías futuras de la Biblia también se cumplirán. Estas profecías no son solo predicciones vagas de acontecimientos por venir, sino que son de naturaleza muy específica. Las más importantes de ellas se refieren a la vida, muerte y resurrección del Señor Jesús / Yeshua ha Mashiach.

Reproducimos aquí una sección de mi libro Messiah Factor que también está disponible en nuestro sitio web. http://messiahfactor.com Se enumeran las profecías en la Biblia hebrea que Jesús cumplió durante su primera venida y las que cumplirá en su segunda venida. Muchos disputan nuestra interpretación de estas profecías, por lo que he dado respuestas a algunas de estas réplicas que podrá encontrar en las referencias que se hacen a este sitio web en este artículo. Si no tiene acceso a Internet, póngase en contacto con nosotros y le enviaremos una versión impresa de estos artículos.

Table des matières

Profecías sobre el Mesías que ya se han cumplido.

El Mesías que nacerá en Belén:

Profecía: “Pero tú, oh Belén Efrata, eres solo una pequeña aldea entre todo el pueblo de Judá. No obstante, en mi nombre, saldrá de ti un gobernante para Israel, cuyos orígenes vienen desde la eternidad.” Miqueas 5.2 (5.1 en la Biblia hebrea)

Cumplimiento:“Jesús nació en Belén de Judea durante el reinado de Herodes … Mandó llamar a los principales sacerdotes y maestros de la ley religiosa y les preguntó: — ¿Dónde se supone que nacerá el Mesías? — En Belén de Judea —le dijeron— porque eso es lo que escribió el profeta …” 

Ver Mateo 2.1-6 y Lucas 2.1-20

Para más detalles vaya a http://messiahfactor.com/the-birth-of-the-messiah

El Mesías nacerá de una virgen:

Profecía: “Muy bien, el Señor mismo les dará la señal. ¡Miren! ¡La virgen[a] concebirá un niño! Dará a luz un hijo y lo llamarán Emanuel.” (que significa “Dios está con nosotros”)

Cumplimiento:“Este es el relato de cómo nació Jesús el Mesías. Su madre, María, estaba comprometida para casarse con José, pero antes de que la boda se realizara, mientras todavía era virgen, quedó embarazada mediante el poder del Espíritu Santo… un ángel del Señor se le apareció en un sueño. «José, hijo de David —le dijo el ángel—, no tengas miedo de recibir a María por esposa, porque el niño que lleva dentro de ella fue concebido por el Espíritu Santo. Y tendrá un hijo y lo llamarás Jesús, porque él salvará a su pueblo de sus pecados». Todo eso sucedió para que se cumpliera el mensaje del Señor a través de su profeta: «¡Miren! ¡La virgen concebirá un niño! Dará a luz un hijo, y lo llamarán Emanuel, que significa “Dios está con nosotros”».

Para obtener respuestas a las objeciones a la traducción de Isaías 7.14 de la palabra “virgen” y cuestiones relacionadas con el nacimiento virginal, consulte nuestro artículo “¿Podemos creer en el nacimiento virginal?”http://messiahfactor.com/can-we-believe-in-the-virgin-birth

El Mesías será Hijo y también es Dios todo-Poderoso:

Profecía: “Pues nos ha nacido un niño, un hijo se nos ha dado; el gobierno descansará sobre sus hombros, y será llamado: Consejero Maravilloso, Dios Poderoso, Padre Eterno, Príncipe de Paz.” Isaías 9.6

Cumplimiento: “El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra. Por lo tanto, el bebé que nacerá será santo y será llamado Hijo de Dios.” Lucas 1.35

Para cuestiones relativas a la divinidad del Mesías, consulte nuestro artículo http://messiahfactor.com/messiah-a-great-man-or-a-divine-person

El Mesías predicará la buena nueva con ministerio de milagros:

Profecía: “El Espíritu del Señor Soberano está sobre mí, porque el Señor me ha ungido para llevar buenas noticias a los pobres. Me ha enviado para consolar a los de corazón quebrantado y a proclamar que los cautivos serán liberados y que los prisioneros serán puestos en libertad.” Isaías 61.1

Cumplimiento: “Jesús recorrió todas las ciudades y aldeas de esa región, enseñando en las sinagogas y anunciando la Buena Noticia acerca del reino; y sanaba toda clase de enfermedades y dolencias.” Mateo 9.35. Ver también Lucas 4.16-21.

El Mesías enseñará con parábolas:

Profecía: “porque te hablaré por medio de una parábola. Te enseñaré lecciones escondidas de nuestro pasado,” Salmo 78.2

Cumplimiento: “Jesús siempre usaba historias e ilustraciones como esas cuando hablaba con las multitudes. De hecho, nunca les habló sin usar parábolas.” Mateo 13.34

El Mesías será luz para los gentiles:

Profecía: “Yo te haré luz para los gentiles, y llevarás mi salvación a los confines de la tierra”. Isaías 49.6 Nota: “mi salvación” en hebreo es Yeshuati = mi Yeshua / Jesús. 

Cumplimiento: “He visto tu salvación, la que preparaste para toda la gente. Él es una luz para revelar a Dios a las naciones, ¡y es la gloria de tu pueblo Israel!”. Lucas 2.30-2. Ver también Mateo 28.18-20 y Hechos 13.47-8

El Mesías entrará en Jerusalén sobre un burro:

Profecía: “¡Alégrate, oh pueblo de Sión! ¡Grita de triunfo, oh pueblo de Jerusalén! Mira, tu rey viene hacia ti. Él es justo y victorioso, pero es humilde, montado en un burro: montado en la cría de una burra.” Zacarías 9.9

Cumplimiento: “Eso ocurrió para que se cumpliera la profecía que decía: «Dile a la gente de Jerusalén: “Mira, tu Rey viene hacia ti. Es humilde y llega montado en un burro: montado en la cría de una burra”» … Llevaron la burra y su cría, pusieron sus prendas sobre la cría, y Jesús se sentó allí. De la multitud presente, la mayoría tendió sus prendas sobre el camino delante de él, y otros cortaron ramas de los árboles y las extendieron sobre el camino.” Mateo 21-1-11

El Mesías será rechazado y sacrificado:

Profecía: “La piedra que los constructores rechazaron ahora se ha convertido en la piedra principal. … Lleven el sacrificio y átenlo con cuerdas sobre el altar.” Salmo 118.22, 27 

Cumplimiento: “A partir de entonces, Jesús[a] empezó a decir claramente a sus discípulos que era necesario que fuera a Jerusalén, y que sufriría muchas cosas terribles a manos de los ancianos, de los principales sacerdotes y de los maestros de la ley religiosa. Lo matarían, pero al tercer día resucitaría.” Mateo 16.21

El Mesías será traicionado por 30 monedas de plata:

Profecía: “Entonces ellos valuaron mi pago en treinta piezas de plata. Luego el Señor me dijo: «Arrójalas al alfarero», ¡esta magnífica cantidad con que me valuaron! Así que tomé las treinta monedas y las lancé al alfarero en el templo del Señor.” Zacarías 11.12-13

Cumplimiento: “Entonces Judas Iscariote, uno de los doce discípulos, fue a ver a los principales sacerdotes 15 y preguntó: «¿Cuánto me pagarán por traicionar a Jesús?». Y ellos le dieron treinta piezas de plata.” Mateo 26.14-15. Ver también Mateo 27.3-10

Para obtener más información sobre Judas, visitehttp://messiahfactor.com/betrayal-of-jesus-by-judas

El Mesías será abandonado por sus discípulos:

Profecía: “Despierta, oh espada, contra mi pastor, el hombre quien es mi compañero—dice el Señor de los Ejércitos Celestiales—. Mata al pastor, y las ovejas se dispersarán y me volveré contra los corderos.” Zacarías 13.7

Cumplimiento: “Entonces todos sus discípulos lo abandonaron y huyeron.” Marcos 14.50

El Mesías guarda silencio ante sus acusadores:

Profecía: “Fue oprimido y tratado con crueldad, sin embargo, no dijo ni una sola palabra.” Isaías 53.7

Cumplimiento: “Entonces, cuando los principales sacerdotes y los ancianos presentaron sus acusaciones contra él, Jesús guardó silencio.” Mateo 27.12

El Mesías será objeto de burla:

Profecía: “Todos los que me ven se burlan de mí; sonríen con malicia y menean la cabeza mientras dicen: «¿Este es el que confía en el Señor? Entonces ¡que el Señor lo salve! Si el Señor lo ama tanto, ¡que el Señor lo rescate!».” Salmo 22:7-8

Cumplimiento: “Los principales sacerdotes, los maestros de la ley religiosa y los ancianos también se burlaban de Jesús. «Salvó a otros —se mofaban—, ¡pero no puede salvarse a sí mismo! Con que es el Rey de Israel, ¿no? ¡Que baje de la cruz ahora mismo y creeremos en él! Confió en Dios, entonces, ¡que Dios lo rescate ahora si lo quiere! Pues dijo: “Soy el Hijo de Dios”».” Mateo 27.41-43

El Mesías morirá crucificado:

Profecía: “han atravesado mis manos y mis pies.” Salmo 22.16

“Me mirarán a mí, a quien atravesaron,” Zacarías 12.10

Cumplimiento: “Cuando llegaron a un lugar llamado «La Calavera», lo clavaron en la cruz,” Lucas 23.33

Si quiere consultar un estudio del Salmo 22 y de esta traducción del versículo 16 cuando ” han atravesado mis manos y mis pies”, consulte nuestro artículo: http://messiahfactor.com/psalm-22

El Mesías acarreará el pecado del mundo:

Profecía:“Todos nosotros nos hemos extraviado como ovejas; hemos dejado los caminos de Dios para seguir los nuestros. Sin embargo, el Señor puso sobre él los pecados de todos nosotros.” Isaías 53.6

Cumplimiento:“Cristo sufrió por nuestros pecados una sola vez y para siempre. Él nunca pecó, en cambio, murió por los pecadores para llevarlos a salvo con Dios. Sufrió la muerte física, pero volvió a la vida en el Espíritu.” 1 Pedro 3.18

El Mesías intercede por sus perseguidores:

Profecía: “Cargó con los pecados de muchos e intercedió por los transgresores.” Isaías 53.12

Cumplimiento: «Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen». Lucas 23.34

Ninguno de los huesos del Mesías se quebró:

Profecía: Pues el Señor protege los huesos de los justos; ¡ni uno solo es quebrado! Salmo 34.20. Ver también Éxodo 12.46 y Números 9.22

Cumplimiento: “Cuando llegaron a Jesús, vieron que ya estaba muerto, así que no le quebraron las piernas. … Esas cosas sucedieron para que se cumplieran las Escrituras que dicen: «Ni uno de sus huesos será quebrado».” Juan 19:33, 36

El Mesías será enterrado en la tumba de un hombre rico:

Profecía: “Pero fue enterrado como un criminal; fue puesto en la tumba de un hombre rico.” Isaías 53.9

Cumplimiento: “Al acercarse la noche, José, un hombre rico de Arimatea que se había convertido en seguidor de Jesús, fue a ver a Pilato y le pidió el cuerpo de Jesús. Pilato emitió una orden para que se lo entregaran. José tomó el cuerpo y lo envolvió en un largo lienzo de lino limpio. Lo colocó en una tumba nueva, su propia tumba que había sido tallada en la roca. Luego hizo rodar una gran piedra para tapar la entrada y se fue.” Mateo 27.57-60

Para cuestiones relacionadas con el sufrimiento del Mesías y su conexión con Isaías 53, consulte nuestros artículos: 

http://messiahfactor.com/the-suffering-servant-of-isaiah-53   http://messiahfactor.com/atonement-sacrifices-and-blood http://messiahfactor.com/crucifixion-accounts

El Mesías resucitará de entre los muertos:

Profecía: “Pues tú no dejarás mi alma entre los muertos ni permitirás que tu santo se pudra en la tumba. Me mostrarás el camino de la vida,” Salmos 16.10-11

“Lo arrancaron de esta tierra, … Y puesto que él se entregó en sacrificio por el pecado, tendrá larga vida y llegará a ver a sus descendientes;” Isaías 53.8, 10

Cumplimiento: “¿Por qué buscan entre los muertos a alguien que está vivo? ¡Él no está aquí! ¡Ha resucitado!” Lucas 24.5-6 

“Durante los cuarenta días después de que sufrió y murió, Cristo se apareció varias veces a los apóstoles y les demostró con muchas pruebas convincentes que él realmente estaba vivo. Y les habló del reino de Dios.” Hechos 1.3

“Cristo murió por nuestros pecados tal como dicen las Escrituras. Fue enterrado y al tercer día fue levantado de los muertos, tal como dicen las Escrituras.” 1 Corintios 15.3-4

Para asuntos relacionados con los relatos de la resurrección en el Nuevo Testamento, vaya a http://messiahfactor.com/resurrection-accounts

El mensaje de salvación se difundirá por todo el mundo gracias al Mesías:

Profecía: “¡Que todo el mundo me busque para la salvación!, porque yo soy Dios; no hay otro. He jurado por mi propio nombre; he dicho la verdad y no faltaré a mi palabra: toda rodilla se doblará ante mí, y toda lengua me declarará su lealtad».” Isaías 45.22-23

Cumplimiento:  “Jesús se acercó y dijo a sus discípulos: «Se me ha dado toda autoridad en el cielo y en la tierra. Por lo tanto, vayan y hagan discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Enseñen a los nuevos discípulos a obedecer todos los mandatos que les he dado. Y tengan por seguro esto: que estoy con ustedes siempre, hasta el fin de los tiempos».” Mateo 28.18-20

Conclusión acerca de las profecías de la primera venida del Mesías:

Algunos estudiosos de la Biblia sugieren que hay más de 300 Escrituras proféticas cumplidas durante la vida de Jesús. Vicisitudes tales como su lugar de nacimiento, su ascendenciasus métodos de ejecución estaban más allá de su propio control, y hubiera sido imposible para él lograr lo que logró de forma accidental o deliberadamente.

En el libro ‘’Science Speaks’, Peter Stoner y Robert Newman debaten la improbabilidad estadística de que un hombre, ya sea accidental o deliberadamente, cumpla tan solo ocho de las profecías que Jesús cumplió. La probabilidad de que esto suceda, dicen ellos, es de 1 en 1017.

Es decir, 1 en 100.000.000.000.000.000.

Stoner ofrece una ilustración que nos permite visualizar la magnitud de tales probabilidades : “Supongamos que tomamos 1017 dólares de plata y los colocamos sobre la superficie total del estado de Texas (Texas es más grande que España y Portugal juntas). Este número de monedas cubrirá todo el estado a dos pies (61cm) de profundidad. Ahora marquemos uno de estos dólares de plata y revolvamos toda la masa de monedas extendiéndolas de nuevo por todo el estado. Vendemos los ojos a un hombre y digámosle que puede recorrer el territorio cuanto, y como quiera, pero que solo puede recoger un dólar de plata y que este debe ser el dólar que hemos marcado. ¿Qué posibilidades tendrá ese hombre de encontrar la moneda correcta? Tendrá la misma probabilidad de encontrar la moneda marcada que tuvieron los profetas de escribir estas ocho profecías y que estas se cumplieran en la persona de un hombre cualquiera, desde el día en que las escribieron hasta el día de hoy, siempre que las hubiesen escrito con su propia sabiduría. La improbabilidad matemática de que 300, o que 44, o que incluso solo ocho profecías se hayan cumplido en Jesús es evidencia de que él es el Mesías y de que la Biblia es Palabra inspirada por Dios.”

Profecías de la segunda venida del Mesías

También hay profecías mesiánicas que aún no se han cumplido. Estas están relacionadas con la segunda venida de Jesús. He aquí algunas de ellas.

Un tiempo de aflicción inigualable que precederá al Día del Señor: 

Profecía del Antiguo Testamento: “En ese tiempo se levantará Miguel, el arcángel que hace guardia sobre tu nación. Entonces habrá un tiempo de angustia, como no lo hubo desde que existen las naciones. Sin embargo, en ese momento, cada uno de tu pueblo que tiene el nombre escrito en el libro será rescatado.” Daniel 12.1

Profecía paralela del Nuevo Testamento:  “Pues habrá más angustia que en cualquier otro momento desde el principio del mundo. Y jamás habrá una angustia tan grande.” Mateo 24.21

El punto de concentración durante este tiempo de angustia será Jerusalén:

Profecía del Antiguo Testamento: “En aquel día yo convertiré a Jerusalén en una roca inamovible. Todas las naciones se reunirán en contra de ella para tratar de moverla, pero solo se herirán a sí mismas.” Zacarías 12.3

Profecía paralela del Nuevo Testamento:  “Cuando vean a Jerusalén rodeada de ejércitos, entonces sabrán que ha llegado el tiempo de su destrucción … Y Jerusalén será pisoteada por los gentiles hasta que el tiempo de los gentiles llegue a su fin.” Lucas 21.20-24

Las naciones se reunirán para la batalla final:

Profecía del Antiguo Testamento:  “Vengan pronto, naciones de todas partes. Reúnanse en el valle». ¡Y ahora, oh Señor, llama a tus guerreros! «Que las naciones se movilicen para la guerra. Que marchen hacia el valle de Josafat [La palabra hebrea significa “El Señor juzga”].” Joel 3.11-12

Profecía paralela del Nuevo Testamento:  “Estos son espíritus de demonios que hacen milagros y salen a reunir a todos los gobernantes del mundo para pelear contra el Señor en la batalla del gran día del juicio de Dios, el Todopoderoso … Y los espíritus de demonios reunieron a todos los gobernantes y a sus ejércitos en un lugar que en hebreo se llama Armagedón.” Apocalipsis 16:14-16

El Mesías vendrá sobre las nubes del cielo:

Profecía del Antiguo Testamento:  “Mientras continuó mi visión esa noche, vi a alguien parecido a un hijo de hombre descender con las nubes del cielo. Se acercó al Anciano y lo llevaron ante su presencia.” Daniel 7.13

Profecía paralela del Nuevo Testamento:  “Y entonces, por fin, aparecerá en los cielos la señal de que el Hijo del Hombre viene, y habrá un profundo lamento entre todos los pueblos de la tierra. Verán al Hijo del Hombre venir en las nubes del cielo con poder y gran gloria.” Mateo 24.30

El Mesías será revelado como aquel que crucificaron:

Profecía del Antiguo Testamento:  “Entonces derramaré un espíritu[a] de gracia y oración sobre la familia de David y sobre los habitantes de Jerusalén. Me mirarán a mí, a quien atravesaron, y harán duelo por él como por un hijo único. Se lamentarán amargamente como quien llora la muerte de un primer hijo varón.” Zacarías 12.10

Profecía paralela del Nuevo Testamento:  “¡Miren! Él viene en las nubes del cielo. Y todos lo verán, incluso aquellos que lo traspasaron. Y todas las naciones del mundo se lamentarán por él.” Apocalipsis 1.7

Los impíos huirán ante la segunda venida del Señor:

Profecía del Antiguo Testamento:  “En aquel día de juicio abandonarán los ídolos de oro y de plata … mientras ellos se escabullen en cuevas y se esconden en los acantilados entre los peñascos. Tratarán de escapar del terror del Señor y de la gloria de su majestad, cuando él se levante para sacudir la tierra.” Isaías 2:20-21

Profecía paralela del Nuevo Testamento:  “Entonces todo el mundo —los reyes de la tierra, los gobernantes, los generales, los ricos, los poderosos, todo esclavo y hombre libre— se escondió en las cuevas y entre las rocas de las montañas. Y gritaban a las montañas y a las rocas: «Caigan sobre nosotros y escóndannos del rostro de aquel que se sienta en el trono, y de la ira del Cordero;” Apocalipsis 6.15-16

El Mesías vendrá al Monte de los Olivos:

Profecía del Antiguo Testamento:  “Luego el Señor saldrá a pelear contra esas naciones, como lo hizo en tiempos pasados. En aquel día sus pies estarán sobre el monte de los Olivos, al oriente de Jerusalén.” Zacarías 14.3-4

Profecía paralela del Nuevo Testamento: “«Hombres de Galilea —les dijeron—, ¿por qué están aquí parados, mirando al cielo? Jesús fue tomado de entre ustedes y llevado al cielo, ¡pero un día volverá del cielo de la misma manera en que lo vieron irse!». Después los apóstoles regresaron del monte de los Olivos a Jerusalén,” Hechos 1.11-12

El Señor establecerá justicia y paz en la tierra:

Profecía del Antiguo Testamento:  “En los últimos días, el monte de la casa del Señor será el más alto de todos, el lugar más importante de la tierra. Se levantará por encima de las demás colinas, y gente del mundo entero vendrá allí para adorar. Vendrá gente de muchas naciones y dirán: «Vengan, subamos al monte del Señor, a la casa del Dios de Jacob. Allí él nos enseñará sus caminos, y andaremos en sus sendas». Pues de Sión saldrá la enseñanza del Señor; de Jerusalén saldrá su palabra. El Señor mediará entre las naciones y resolverá los conflictos internacionales. Ellos forjarán sus espadas en rejas de arado y sus lanzas en herramientas para podar. No peleará más nación contra nación, ni seguirán entrenándose para la guerra.” Isaías 2.2-4

Profecía paralela del Nuevo Testamento: “Luego vi a un ángel que bajaba del cielo con la llave del abismo sin fondo y una pesada cadena en la mano. Sujetó con fuerza al dragón —la serpiente antigua, quien es el diablo, Satanás— y lo encadenó por mil años … para que Satanás no pudiera engañar más a las naciones … Benditos y santos son aquellos que forman parte de la primera resurrección, porque la segunda muerte no tiene ningún poder sobre ellos, sino que serán sacerdotes de Dios y de Cristo, y reinarán con él durante mil años.” Apocalipsis 20.1-6 (extractos)

Israel será salvo y bendecido entre las naciones por el Señor::

Profecía del Antiguo Testamento:  “En aquel día, Israel será el tercero, junto con Egipto y Asiria, una bendición en medio de la tierra. Pues el Señor de los Ejércitos Celestiales dirá: «Bendito sea Egipto, mi pueblo; bendita sea Asiria, la tierra que yo hice; bendito sea Israel, mi posesión más preciada».” Isaías 19.24-25

Profecía paralela del Nuevo Testamento:  “Y entonces todo Israel será salvo. Como dicen las Escrituras: «El que rescata vendrá de Jerusalén y apartará a Israel de la maldad. Y mi pacto con ellos es que quitaré sus pecados»” Romanos 11.26-27, citando a Isaías 59.20.

Después del reinado milenario del Mesías en la tierra, Dios creará nuevos cielos y una nueva tierra::

Profecía del Antiguo Testamento:  “Tan cierto como que mis cielos nuevos y mi tierra nueva permanecerán, así también ustedes serán mi pueblo para siempre, con un nombre que nunca desaparecerá—dice el Señor—.” Isaías 66.22

Profecía paralela del Nuevo Testamento: “Entonces vi un cielo nuevo y una tierra nueva, porque el primer cielo y la primera tierra habían desaparecido y también el mar … Oí una fuerte voz que salía del trono y decía: «¡Miren, el hogar de Dios ahora está entre su pueblo! Él vivirá con ellos, y ellos serán su pueblo. Dios mismo estará con ellos.” Apocalipsis 21.1-4 (Extractos)

Para obtener más información sobre este tema, consulte nuestro folleto “El Mesías, Israel y el fin de los días” http://messiahfactor.com/messiah-israel-and-the-end-of-days

Conclusión

Así como se cumplieron las profecías de la Primera Venida de Cristo de forma literal, así también se cumplirán consumadamente las profecías de Su Segunda Venida. Cuando venga por segunda vez, Jesús juzgará al mundo con justicia de acuerdo con la manera en que hayamos respondido al mensaje que nos dio durante su primera venida. Jesús / Yeshua es el Mesías que murió por nuestros pecados en la cruz y que resucitó para dar vida eterna a todos aquellos que se arrepienten y creen en el evangelio. El mismo Jesús regresará, esta vez como un rey presente con todo el poder de Dios a su disposición para reparar la devastación que los humanos han creado en un mundo que Él nos dio para custodiar. Hay que estar listo ahora para este acontecimiento venidero. ¡Confía en el Señor Jesús el Mesías y serás salvo! Hechos 16:31.

Para obtener más información escriba a: Tony Pearce, Messiah Factor, Box BM-4226, Londres, WC1N 3XX.