Luz para los últimos días

¿Calentamiento, enfriamiento global o una señal del fin de los días?

En los últimos meses hemos asistido a una serie de catástrofes meteorológicas en todo el mundo.  En julio se produjeron inundaciones devastadoras en partes del oeste de Alemania y Bélgica, después de que en dos días lloviera una cantidad de agua equivalente a la de dos meses. Partes de China sufrieron las lluvias más abundantes de los últimos 1000 años, que inundaron ciudades y tierras de cultivo, causando importantes daños en varias presas. Casi un millón de hectáreas de tierras de cultivo quedaron sumergidas, lo que provocó la muerte de millones de animales y dejó sin comida y sin agua a millones de personas. Las lluvias torrenciales también inundaron partes de Estados Unidos, India, Japón, Turquía y Nueva Zelanda. El huracán Ida devastó partes de América desde Luisiana hasta Nueva York.

Effects | Facts – Climate Change: Vital Signs of the Planet (nasa.gov)

La costa oeste de América y la región mediterránea se vieron afectadas por un calor extremo que provocó enormes incendios en ambas regiones. Una de las sequías más catastróficas de la historia afectó a la costa oeste de América, provocando la pérdida de cosechas y la muerte de animales en Canadá, Estados Unidos y México. También ha habido graves sequías en partes de África, en Irán y en Siberia.

El volcán emite entre 40 y 60 millones de metros cúbicos de lava | Ciencia (elmundo.es)

Cada vez que se produce un acontecimiento de este tipo, los políticos y los medios de comunicación advierten que el “calentamiento global catastrófico provocado por el hombre” amenaza a nuestro mundo. Esto significa que debemos reducir las emisiones de carbono para salvar el mundo o enfrentarnos a una posible extinción.

Noticias ONU

La respuesta de Angela Merkel a las inundaciones alemanas fue decir que los gobiernos tendrían que acelerar sus esfuerzos para afrontar el cambio climático. Tras inspeccionar los daños causados por la tormenta Ida, el presidente Biden dijo que “el cambio climático supone una amenaza existencial para nuestras vidas, para nuestra economía”.

Merkel says Germany must do more to tackle climate change | Reuters

John Kerry, enviado especial de EE.UU. para el Clima, afirmó que “la crisis climática es la prueba sin par de nuestros tiempos, aguda y existencial. El tiempo se agota”, dijo. Calificó la conferencia sobre el clima de COP26, que se celebrará en Glasgow el próximo mes de noviembre, como “un momento crucial” y 2021 como “un año decisivo”, ya que el mundo debe enfrentarse a la crisis climática y reducir rápidamente las emisiones en la década de 2020 para procurar un futuro seguro.

Como preparación para esta conferencia, el IPCC (Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático o Panel Intergubernamental del Cambio Climático) de la ONU publicó un documento en el que pide que se tomen medidas drásticas para salvar al mundo del catastrófico calentamiento global. El Papa Francisco, el arzobispo de Canterbury Justin Welby y el Patriarca Ecuménico Ortodoxo Bartolomé emitieron una declaración en la que pedían a la gente de toda religión que tomen medidas para detener el devastador impacto del cambio climático.

World Religious Leaders and Scientists Make pre-COP26 Appeal | UNFCCC

Estoy de acuerdo con la causa medioambiental en lo que se refiere al cuidado del mundo natural.  No deberíamos quemar bosques, verter residuos plásticos en los océanos o acabar con las especies animales y sus hábitats. Es cierto que el mundo se enfrenta a una serie de retos medioambientales con sequías, inundaciones e incendios que amenazan la vida. Sin embargo, la explicación unánime de que todo esto está causado por la incineración humana de combustibles fósiles y que, por tanto, la respuesta es dejar de hacerlo, no tiene sentido. 

La explicación del calentamiento global es que la quema de combustibles fósiles (carbón, petróleo, gas) ha creado un manto de calor que atrapa el aire caliente en la tierra y está causando el aumento de las temperaturas, el llamado “efecto invernadero”. Los modelos informáticos predicen subidas de hasta 4 grados centígrados para finales de siglo si no dejamos de utilizar los combustibles fósiles.  Esto haría imposible la vida en muchas partes de la Tierra. 

Los científicos atmosféricos Dr. Gerhard Kramm, Dr. Ralph Dlugi y Dr. Nicole Mölders han publicado un artículo en la revista Natural Science que desacredita tal ecuación entre el efecto invernadero y el incremento de temperaturas, que según ellos “se basa en supuestos físicamente irrelevantes y cuyos resultados discrepan considerablemente de las observaciones.” Tengo una copia de este estudio disponible para aquellos que tienen entendimiento técnico.

El clima de la Tierra es increíblemente complejo. El sol, las corrientes oceánicas y la dirección del viento tienen un impacto mucho mayor sobre el clima que la quema humana de combustibles fósiles. Los cambios en estos factores demuestran que, en el pasado, hubo periodos más cálidos y otros mucho más fríos. Esto ocurrió en épocas en las que no había electricidad ni sistemas de transporte que dependieran de la quema de carbón, petróleo o gas. 

El clima parece haber sido más cálido durante la época del Imperio Romano y en el Período Cálido Medieval. Entonces se cultivaban uvas para la elaboración de vino en el norte de Inglaterra (algo que no es posible hoy en día). Cuando los vikingos navegaron a Groenlandia hacia el año 1000, el clima era lo suficientemente suave como para cultivar cebada allí.

Durante la Pequeña Edad de Hielo, de 1303 a 1860, hubo momentos en los que el Támesis a la altura del Puente de Londres se congeló tanto que se celebraron ferias de invierno en él y el mar alrededor de Holanda también se congeló. Una de las causas de la Revolución Francesa de 1789 fueron los veranos muy fríos que la precedieron, que provocaron malas cosechas, con el resultado de que la gente moría de hambre. Ninguno de estos cambios en el clima tuvo que ver con la quema humana de combustibles fósiles.

¿Qué está ocurriendo ahora? 

No es cierto que ahora se esté produciendo un calentamiento universal en la Tierra. Se han registrado tendencias al enfriamiento en todo el mundo. Un estudio reciente sugiere que las temperaturas en el Mar del Sur de China son más frías ahora que en cualquier otro momento de los últimos 6.000 años, mientras que las temperaturas medias en Japón y el noreste de China se han enfriado modestamente. Europa, América del Norte y Asia sufrieron un frío récord el pasado invierno que se prolongó hasta la primavera, causando graves problemas a los agricultores. A pesar de que en algunas zonas del Mediterráneo hizo mucho calor, gran parte de Europa experimentó un tiempo más húmedo y fresco que el de la media anual durante el verano de 2021. En África, el gobierno de Kenia ha advertido acerca de una “aguda escasez de maíz” el próximo año, debido a la reducción de las lluvias y a las temperaturas inusualmente frías. Los vientos procedentes de la Antártida han traído nieve y un clima muy frío a América del Sur, Sudáfrica, Australia y Nueva Zelanda en los meses de invierno de este año, y continúan aun en la primavera austral. En Brasil, el frío ha batido récords y las fuertes heladas han devastado los cultivos de caña de azúcar, café y maíz. 

Clima extremo y una certeza: El cambio climático es real (+ Fotos) | Cubadebate

El hielo bloqueado en los polos de la Tierra está creciendo, lo que confunde las predicciones de que el calentamiento global provocará el paso libre de hielo por el Océano Ártico. Grandes zonas de Groenlandia han alcanzado este año niveles récord de nieve y hielo. Los océanos Atlántico Norte, Pacífico y Sur se están enfriando y los glaciares se están engrosando e incrementando sus masas. Las montañas de la India y los Alpes en Europa ya han sido afectadas por las primeras nevadas, y las zonas de esquí han abierto antes de lo habitual debido a los grandes depósitos de nieve que ya tienen. A pesar de las afirmaciones del IPCC, en realidad, las temperaturas medias de la Tierra se han enfriado en 0,7 grados centígrados desde 2016. 

Los principales motores del clima son el sol, la dirección del viento y las corrientes oceánicas. Los cambios en todos ellos están teniendo lugar y afectando a nuestro clima ahora y los seres humanos no pueden impactarlos de forma alguna. Uno de estos cambios es la ausencia de manchas solares, que conducirá a un “mínimo solar” en la próxima década. Esto provocará un clima más frío y afectará a la dirección de la corriente en chorro. En lugar de fluir en una línea generalmente recta de oeste a este, el mínimo solar hace que la corriente en chorro fluya en una dirección ondulada, trasfiriendo un tiempo muy cálido de los trópicos a algunas partes del mundo y un tiempo muy frío de los polos a otras. Para más información, vea el vídeo “The changing jet stream” en la página web de Electroverse

The Changing Jet Stream and Global Cooling – Electroverse

También hay cambios en las corrientes oceánicas que afectan al clima, especialmente el fenómeno de el Niño/La Niña en el Océano Pacífico. Cuando se produce el fenómeno de la Niña, se envía agua fría a la superficie del Pacífico, lo que afecta al clima, trayendo consigo un tiempo más frío. La Niña está ocurriendo ahora mismo.

La política del calentamiento global

Este tipo de información no suele figurar en lo que el gobierno dice generalmente a la gente, lo que se dice en las escuelas, en la universidad o a través de los principales medios de comunicación. El mensaje que se transmite es que la humanidad está amenazada por un “calentamiento global catastrófico” y que, por lo tanto, tenemos que cambiar nuestra forma de vida reduciendo (o eliminando) el uso de combustibles fósiles (carbón, petróleo y gas) para generar electricidad y sistemas de transporte. La manera de hacerlo es a través de algún tipo de gobierno global que anule la autoridad de los gobiernos nacionales.

La ONU está promoviendo activamente esta idea. El secretario general de la ONU, Guterres, pronunció su discurso sobre la “Agenda Común” ante la Asamblea General el 10 de septiembre.  Pintó un cuadro de un mundo que se enfrenta a una tormenta perfecta de crisis simultáneas, incluyendo la pandemia y el cambio climático, y pidió la realización de un “multilateralismo con dientes”. Esto significa que los organismos de gobernanza globalistas reclamarían una autoridad legal vinculante sobre lo que llaman “bienes públicos globales”, arrebatando el poder y el control a los gobiernos nacionales. Promovió una “Agenda Común” con planificación centralizada a nivel global (Agenda 21 / 30). 

Es interesante que casi todos los líderes de las naciones occidentales (incluido Boris Johnson) han dicho que quieren ‘Reconstruir mejor’ después de la crisis de Covid. “Construir de nuevo y mejor” es un eslogan utilizado por el Foro Económico Mundial en lo que llaman el “Great Reset” (Gran Reinicio), pero la realidad es que quieren lo que llaman un “Reinicio Global”. 

voanews.com

Uno de los líderes de este programa es Klaus Schwab. He escrito acerca de él en ediciones anteriores de esta revista, con información sobre el “Gran Reinicio” propuesto por el Foro Económico Mundial.  En él se reúnen los líderes de los gobiernos, de la industria, de los medios de comunicación y de la educación, para trabajar por una solución global a los problemas mundiales. Schwab afirma que esto “sólo se conseguirá mediante alguna forma de gobernanza mundial efectiva”. Dice que esto creará “un nuevo contrato social que honre la dignidad de cada ser humano”. En otras palabras, su “Gran Reajuste/Reinicio” es un proyecto actualizado que introduzca el Nuevo Orden Mundial y un gobierno mundial. También estableció la conexión entre la crisis de Covid y el “New Deal verde”: “A primera vista” ha dicho Schwab, “la pandemia y el medio ambiente podrían parecer primos lejanos; pero están mucho más cerca y entrelazados de lo que pensamos”.

Una de las conexiones más claras es que ambos promueven el miedo de algo que va a destruir la vida de la gente (Covid o el calentamiento global), a menos que la “gobernanza global” intervenga y nos salve a todos. Esto tendrá como resultado entre otras cosas, una población reducida que se someta al control de un gobierno global respaldado por una tecnología que ‘lo ve todo’ y que toma control de nuestros hogares, de nuestro dinero, de nuestros pensamientos y de nuestra vida social.  

He aquí algunas citas que demuestran que esto ha sido algo que los globalistas ricos han estado desarrollando durante algún tiempo ya:

En el Informe del Club de Roma de 1993, “La primera revolución global”, leemos: “Al buscar un nuevo enemigo que nos uniera, se nos ocurrió que la contaminación, la amenaza del calentamiento global, la escasez de agua, el hambre y cosas similares encajarían en el proyecto …. Todos estos peligros están causados por la intervención humana…. y, por tanto, el ‘enemigo futuro es la propia humanidad’. La humanidad necesita una motivación común, es decir, un adversario común para facilitar la realización de un gobierno mundial. No importa si este enemigo común es “real o …. imaginario para lograr este propósito”.

Ottmar Edenhofer – Copresidente del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) de la ONU de 2008 a 2015 dijo: “De facto, redistribuimos la riqueza del mundo mediante la política climática … Básicamente es un gran error discutir la política climática separadamente de los grandes temas de la globalización … Hay que liberarse de la ilusión de que la política climática internacional es política medioambiental. Esta ya no tiene casi nada que ver con la política medioambiental.”

Wikipedia

Dr. John Holdren, Zar de la Ciencia de Obama – “Un ‘Régimen Planetario’ transnacional debería asumir el control de la economía global y también dictar los detalles más íntimos de la vida de los estadounidenses – utilizando una fuerza policial internacional armada”. (Su libro, “Ecoscience” en 1977)

Wikipedia

Daniel Botkin – profesor emérito: “La única manera de conseguir que nuestra sociedad cambie de verdad es asustar a la gente con la posibilidad de una catástrofe.”

A los jóvenes se les dice que su futuro está en juego y por eso muchos se han unido a grupos de activistas medioambientales que quieren que los gobiernos introduzcan el Green New Deal ahora para salvar al mundo. Están motivados por el miedo al futuro y no son conscientes de que son soldados de a pie, manipulados por agentes de poder muy ricos que quieren imponer una nueva forma de tiranía en el mundo.  Alexandria Ocasio-Cortez, la persona más joven en el Congreso de Estados Unidos, ha dicho: “El mundo se va a acabar en 12 años si no acometemos el cambio climático.” La activista adolescente Greta Thunberg ha dicho a los líderes mundiales en 2019 “Cómo os atrevéis: me habéis robado mis sueños y mi infancia.”

Jóvenes y medio ambiente: la relación que puede cambiarlo todo – MENzig

Muchos, como Greta Thunberg piden una respuesta extrema, pasar a la quema de carbono a nivel cero ahora mismo. La única manera de conseguirlo es cerrar nuestra sociedad, prohibir los coches y los aviones, introducir un cambio radical en la agricultura, la industria y el transporte que nos llevaría casi inmediatamente a no tener comida, ni trabajo, ni dinero y a morir de frío en invierno. Incluso las medidas parciales que se proponen provocarán una reducción de la capacidad de viajar y un aumento de la pobreza y el desempleo. Las costosas medidas ecológicas contribuirán al declive económico de las naciones occidentales y al aumento de la pobreza del mundo en desarrollo. 

Mientras tanto, China no reducirá las emisiones de carbono. La “huella de carbono” de China está creciendo al ritmo más rápido desde hace más de una década, ya que el país quema un récord de 12.000 millones de toneladas de CO2. China tiene previsto construir 43 nuevas centrales eléctricas de carbón y acerías en 2021, lo que equivale a la producción anual de carbono de los Países Bajos.  Lo necesita para apoyar su producción de bienes que luego exporta al resto del mundo.

Climate Action Tracker

Así que China aumenta su “huella de carbono” mientras Europa y Norteamérica reducen la suya cerrando fábricas. Como resultado, se produce una transferencia de riqueza y de poder de Occidente a China.  En este proceso, las naciones occidentales se someten cada vez más al tipo de sistema de control tecnocrático que ya existe en China. Esto está acarreando al mundo hacia el proyecto del anticristo. 

La profecía bíblica y el medio ambiente

La Biblia indica que habrá una crisis en el medio ambiente en los últimos días, con un aumento de terremotos, del hambre y de los desastres naturales. 

Isaías 24.5-6 dice:

5 Y la tierra fue profanada por sus moradores, porque traspasaron las leyes, falsearon el derecho, quebrantaron el pacto eterno. 6 Por esta causa la maldición consumió la tierra y sus moradores fueron asolados; por esta causa fueron consumidos los habitantes de la tierra y disminuyó la población.

Isaías 24.5-6

En Romanos 8 leemos que “toda la creación gime a una, y a una está con dolores de parto hasta ahora”, ya que tiene “aguarda la manifestación de los hijos de Dios” (es decir, la segunda venida de Jesús). 

Jesús habló del tiempo del fin, cuando

25 … habrá señales en el sol, en la luna y en las estrellas, y en la tierra angustia de las gentes, confundidas a causa del bramido del mar y de las olas. 26 Los hombres quedarán sin aliento por el temor y la expectación de las cosas que sobrevendrán en la tierra, porque las potencias de los cielos serán conmovidas.

Lucas 21.25-26

En Apocalipsis 8 leemos que los árboles se quemarán, los peces morirán en el mar, las aguas se contaminarán y no se podrán beber, el sol se borrará. En el capítulo 16 se dice que ‘los hombres fueron quemados con el gran calor’ del sol.

Muchas de las calamidades descritas en la profecía bíblica no implican desastres provocados por el hombre, sino una sacudida cósmica de la tierra, y el derramamiento de los juicios de Dios. Una de las cosas de las que habla Jesús son ‘señales en el sol, la luna y las estrellas’. Existen varias cosas interesantes que hay que tener en cuenta acerca de este tema.

Las erupciones solares (señales en el sol) pueden estar relacionadas con la profecía de Apocalipsis 8.7

7 El primer ángel tocó la trompeta, y hubo granizo y fuego mezclados con sangre que fueron lanzados sobre la tierra. Y se quemó la tercera parte de los árboles, y toda la hierba verde fue quemada.

Apocalipsis 8.7

Un artículo en Prophecy News Watch comenta acerca de esto:

La redacción de Juan es compacta y precisa y nos dice exactamente lo que está viendo. ¡Basándose en la composición del texto, muchos teólogos y astrofísicos afirman que lo que se está describiendo ahí podría ser la ocurrencia de una eyección de masa coronal (CME) del Sol que golpea la Tierra!

La superficie del sol está formada por un plasma denso y supercaliente. Piensa en el sol como una bola de fuego líquido – que arde a unos 10.000 grados Fahrenheit [5.537,78 °Celsius], y no como si tuviera una superficie incandescente – sino que es literalmente una bola de fuego desde su centro hasta la superficie. El sol siempre emite CMEs, pero si una eyección grande de escala sin precedentes golpeara directamente a la Tierra, este denso plasma sobrecalentado empujaría parte de la atmósfera terrestre. Esto expondría a la estratosfera a una temperatura de menos 150 grados Fahrenheit [-101,111 °Celsius] del espacio, lo que cristalizaría instantáneamente la humedad dentro de la estratosfera. A medida que la onda de presión de la CME continuase empujando a través de la atmósfera, comprimiría los cristales de hielo convirtiéndolos en bolas de granizo. Esto es exactamente lo que se describe en el texto del Apocalipsis. Juan describió que antes de que un tercio de la Tierra se quemara, “vino el granizo y el fuego”; estados aparentemente contradictorios de la materia. A medida que la CME continúa hacia la estratosfera, entonces vaporizaría a todos los aviones, pájaros e insectos voladores, lo que también cumple con la siguiente descripción de Juan de que la venida de granizo y fuego estaba “mezclada con sangre”. La CME continuaría entonces hacia la superficie de la Tierra donde Juan describe claramente que este granizo, fuego y sangre es entonces, “arrojado sobre la tierra” – ¡quemando un tercio de los árboles y la hierba! Como puedes ver, la descripción de Juan es específica y se hace en orden cronológico; describiendo exactamente lo que se puede prever si una CME sin precedentes golpeara realmente a la Tierra.

Prophecy News Watch

Señales en la luna.  La NASA (Agencia Espacial Norteamericana) ha observado el potencial de “bamboleo” o ligero cambio en la órbita de la luna que podría ocurrir pronto. Dicen que un “bamboleo” de la luna causará mareas más altas de lo habitual, lo que provocará un aumento de inundaciones en las regiones costeras (incluidas ciudades como Londres y Nueva York) a mediados de la década de 2030. Como resultado, veríamos “el mar y las olas rugiendo”.

Señales en las estrellas (cuerpos en el espacio). Acaba de llegar la noticia de la entrada de un cometa muy grande en el sistema solar. Pasará por la Tierra en los próximos años y, con suerte, no chocará con ella. Sin embargo, los gobiernos están estudiando la posibilidad de un impacto de asteroide, algo que coincide con la profecía de Apocalipsis 8:

8 … y algo como un gran monte ardiendo en fuego fue precipitado en el mar. La tercera parte del mar se convirtió en sangre, 9 murió la tercera parte de los seres vivientes que estaban en el mar y la tercera parte de las naves fue destruida.

Señales en las estrellas (cuerpos en el espacio). Acaba de llegar la noticia de la entrada de un cometa muy grande en el sistema solar. Pasará por la Tierra en los próximos años y, con suerte, no chocará con ella. Sin embargo, los gobiernos están estudiando la posibilidad de un impacto de asteroide, algo que coincide con la profecía de Apocalipsis 8.8-9

¡Señales en los cielos, en el sol, en la luna y en las estrellas!

Estas cosas sucederán durante el período de la gran tribulación, como un juicio divino sobre un mundo que está retando a Dios. Estamos empezando a ver los precursores de estos eventos que tienen lugar cuando la tierra es sacudida por los desastres naturales. Jesús dijo que:

28 Cuando estas cosas comiencen a suceder, erguíos y levantad vuestra cabeza, porque vuestra redención está cerca.

Lucas 21.28

No vamos a evitar que estas cosas sucedan. Ciertamente, las medidas propuestas para salvar al mundo del “calentamiento global” no tendrán ningún efecto sobre las catástrofes que la Biblia dice que vendrán a la tierra en los últimos días de esta era. La única respuesta será la intervención de nuestro Creador, cuando el Señor Jesús regrese para corregir lo que va mal en nuestro mundo y hacer “que la tierra sea llena del conocimiento de Jehová, como las aguas cubren el mar”.  Preparemos, pues, nuestros corazones para dar la bienvenida al Mesías que viene, Yeshua, nuestro Creador y Redentor y Rey que pronto llegará.