Luz para los últimos días

10 Señales de la Segunda Venida de Jesucristo

• ¿Qué está pasando en el mundo?

Las cosas no van bien para la raza humana. La década de 2020 ha comenzado con muchas crisis que azotan al mundo y hacen que la gente tema el futuro del mundo.

  • La pandemia de Covid 19 ha afectado a casi todas las naciones de la tierra, causando miedo y muerte en todo el mundo. La política de aislar regiones y países nunca ha sido demostrada en la historia y no ha logrado controlar el virus. Ha causado problemas sociales enormes, estrés familiar, límites a la libertad de viajar y reunirse en público o en privado. Los poderes de emergencia tomados por los gobiernos amenazan con convertirse en una nueva forma de dictadura.
  • El cierre de las economías ha provocado que las naciones acumulen enormes deudas. Covid 19 ha creado un agujero de $28 mil millones en la economía mundial y la deuda del Reino Unido se ha disparado a £2 billones (según las cifras de septiembre de 2020). Los economistas advierten acerca del posible colapso de la economía mundial. Los líderes mundiales dicen que necesitamos un "reinicio global" y un "nuevo modelo de gobernanza global" para resolver los problemas causados por Covid 19, el problema medioambiental y la economía.
  • Aumentan los desastres naturales, los incendios forestales, las sequías, las tormentas e inundaciones. Esto ha afectado la producción de alimentos y la ONU advirtió sobre la llegada de un hambre que podría afectar hasta mil millones de personas. En muchas partes del mundo ya hay pobreza extrema y hambre generalizada.
  • Existe un gran malestar en muchos países, causado por cuestiones raciales, la corrupción gubernamental y la brutalidad policial, a menudo alimentados por grupos radicales que quieren derrocar el sistema político y económico existente. A las luchas civiles, la anarquía y la quiebra podrían seguir la anarquía o la dictadura. La vida familiar y los valores morales se están desmoronando y cada vez más la gente tiene dificultades para hacer frente al estrés de la vida moderna. 
  • El Medio Oriente sigue siendo un foco de atención mundial con problemas en Siria, Líbano, Irak, Libia y Yemen y una amenaza contra Israel de Irán y Turquía. Las alianzas en la región se están construyendo de manera que encajan con la línea profetizada en la Biblia para el conflicto del fin de los días en Jerusalén y la tierra de Israel.

¿Qué significan estas cosas? ¿Es una mala racha por la que está pasando la raza humana de la que saldremos pronto? ¿O es una señal de que vivimos en la última generación antes del regreso de Jesucristo?  

Los discípulos de Jesús le preguntaron:

Dinos, ¿cuándo serán estas cosas, y qué señal habrá de tu venida, y del fin del siglo? Respondiendo Jesús, les dijo: Mirad que nadie os engañe.  Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; y a muchos engañarán.  Y oiréis guerras, y rumores de guerras; mirad que no os turbéis; porque es necesario que todo esto acontezca; mas aún no es el fin. Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestilencias, y hambres, y terremotos por los lugares. Y todas estas cosas, son principio de dolores. Entonces os entregarán para ser afligidos, y os matarán; y seréis aborrecidos de todas las naciones por causa de mi nombre.  Muchos entonces serán escandalizados; y se entregarán unos a otros, y unos a otros se aborrecerán. Y muchos falsos profetas se levantarán y engañarán a muchos. Y por haberse multiplicado la maldad, la caridad de muchos se enfriará. Mas el que perseverare hasta el fin, éste será salvo. Y será predicado este evangelio del Reino en el mundo entero, por testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin. 

Mateo 24.3-14

Jesús dio más detalles acerca de todo esto en lo que llamamos el Sermón del Monte de los Olivos que se encuentra en los Evangelios de Mateo, capítulo 24, Marcos 13 y Lucas 21. Los profetas hebreos del Antiguo Testamento también hablaron de estas cosas y el último libro de la Biblia, Apocalipsis, nos dice lo que sucederá en los últimos siete años antes de que Jesús regrese.  

Cuando estudias todas estas profecías y las comparas con todo lo que está sucediendo en el mundo hoy en día, te das cuenta de que todo se ajusta a la profecía bíblica. Estamos presenciando los acontecimientos que Jesús describió como "el comienzo de los dolores", que precederán la época próxima de la gran tribulación sobre la tierra, antes de que Él regrese. La Biblia compara estas señales a los dolores de una mujer en parto. Cuando una mujer va a dar a luz a un niño, tiene contracciones o dolores de parto que se vuelven más intensos a medida que se acerca el nacimiento del niño. Una vez que el proceso se ha puesto en marcha, no se puede invertir y sigue así hasta el momento en que nace el niño. De manera que, una vez que comience este proceso, estará marcado por una serie de acontecimientos dolorosos, que persistirán y que se harán cada vez más intensos hasta que llegue el día del acontecimiento final, que es el regreso físico de Jesucristo a la tierra. Durante ese proceso, Dios se llevará sobrenaturalmente fuera del mundo y a Su presencia a aquellos que creen en Jesús como Salvador y Señor, en otro acontecimiento llamado ‘el rapto de la iglesia’. No sabemos ni el día ni la hora en que esto sucederá, por lo que Jesús nos dice que estemos listos en todo momento:  

Pero del día y hora nadie sabe, ni aun los ángeles de los cielos, sino mi Padre solo. Mas como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del hombre. Porque como eran en los días antes del diluvio, estaban comiendo y bebiendo, tomando mujeres los maridos y dándolas los padres, hasta el día que Noé entró en el arca, , y no conocieron hasta que vino el diluvio y tomó a todos, así será también la venida del Hijo del hombre. Entonces estarán dos en el campo; el uno será tomado, y el otro será dejado. Dos mujeres estarán moliendo a un molinillo; la una será tomada, y la otra será dejada.  Velad pues, porque no sabéis a qué hora ha de venir vuestro Señor. Pero sabed esto, que si el padre de familia supiera a cuál hora el ladrón había de venir, velaría, y no dejaría minar su casa. Por tanto, también vosotros estad apercibidos; porque el Hijo del hombre ha de venir a la hora que no pensáis.  

Mateo 24.36-44

En este librito, he descrito 10 señales que nos muestran que estamos viviendo en los últimos días antes del regreso de Jesús y cómo podemos prepararnos para este acontecimiento. Este es el problema más importante con que se enfrenta la humanidad hoy en día y la forma en que respondamos determinará nuestro destino para siempre. Así que por favor lee esto y juzga por tu cuenta si realmente estamos viviendo en los últimos días antes del regreso de Jesús a la tierra o no. Luego toma la decisión de qué manera vas a responder.

10 Señales de la Segunda Venida de Jesucristo

Señal 1: Aumento de guerras y violencia

Jesús dijo:

Se levantarán gentiles contra gentiles, y reino contra reino

Lucas 21.10

En el libro de Apocalipsis leemos acerca de los cuatro jinetes del Apocalipsis.

'Y salió otro caballo bermejo, y al que estaba sentado sobre él, le fue dado poder de quitar la paz de la tierra; y que se maten unos a otros; y le fue dada una gran espada.

Apocalipsis 6.4

En los días de antes del retorno de Jesucristo, habrá un aumento en los conflictos dentro de naciones y entre naciones. Incluirán estos conflictos guerras civiles y guerras mundiales. Esto ya ha estado ocurriendo durante los últimos 100 años. Desde 1914 hemos visto un aumento de conflictos globales. La Primera Guerra Mundial de 1914 a 1918 causó alrededor de 40 millones de muertos entre civiles y soldados. Las condiciones de paz impuestas a Alemania después de esa guerra crearon las condiciones en que Hitler accedió al poder (1933) y que desencadenó la Segunda Guerra Mundial entre 1939 y 1945. Esta causó la mayor masacre de la historia de la humanidad con alrededor de 70 a 80 millones de muertos entre personal militar y civil, además de la atrocidad del Holocausto con la muerte de 6 millones de judíos en campos de concentración nazis. 

De la Segunda Guerra Mundial nació la Guerra Fría entre la OTAN y Occidente, y la Unión Soviética y el comunismo. Esta causó muchos conflictos en todo el mundo con más millones de muertes. La Guerra Fría casi se calentó durante la crisis de los misiles cubanos en 1962, cuando, en pocos días, el mundo estuvo al borde de un intercambio nuclear entre los Estados Unidos y la Unión Soviética que podría haber destruido la civilización y posiblemente, toda vida sobre la tierra. 

Durante la década de 1980, el comunismo en Europa del Este comenzó a desmoronarse, y en 1991 se disolvió la Unión Soviética. Esto marcó el fin de la Guerra Fría, pero el próximo conflicto estaba muy cercano. En 1991, la primera Guerra del Golfo causada por la invasión iraquí de Kuwait ocasionó la creación de una coalición liderada por Estados Unidos en el Medio Oriente. En 2001, el ataque del 11 de septiembre en Nueva York condujo a la "Guerra contra el Terror" y a los ataques dirigidos por Estados Unidos contra Afganistán e Irak. En 2011, la Primavera Árabe provocó una serie de levantamientos populares contra dictadores en los países árabes. El más grave en Siria, condujo a la guerra civil siria que ha resultado en la pérdida de cientos de miles de vidas y en millones de refugiados. También ha llevado a Rusia, Irán y a Turquía a invadir a Siria, país estratégico al norte de Israel y a la posibilidad de que el conflicto se extienda a Israel mismo. Esto se alinea con la profecía bíblica de Ezequiel 38-9, que describe la guerra de Gog y Magog. Puedes encontrar más información a este respecto a continuación en la Señal 5.

Habrá también un incremento de la violencia y de los conflictos dentro de naciones, señal de que estamos viviendo en los últimos días del mundo tal y como lo conocemos. La palabra "nación" que utiliza Jesús en Mateo 24.7 cuando dice "nación [gentiles] contra nación [gentiles]" es "ethnos" en griego, de donde derivamos la palabra étnico/a. Esto implica también el desarrollo de conflictos dentro de las naciones entre personas de diferentes razas, tribus o religiones. Hoy en día, hay conflictos en lugares donde personas de diferentes razas, tribus o religiones viven cerca unas de otras. El tráfico de drogas ha sido otra fuente de violencia, con bandas contendiendo por las ganancias de la venta de drogas. El terrorismo ha afectado a muchas áreas del mundo a causa de que hay personas que utilizan la violencia para imponer sus ideas o su religión a los demás. Hay partes del mundo donde se perpetra violencia regularmente contra las mujeres, a veces en nombre de la religión y otras veces como resultado del comercio sexual. Se estima que hay 40 millones de personas bajo alguna forma de esclavitud hoy en día en el mundo, gente cruelmente explotada con métodos de esclavización laboral y por bandas violentas.

Jesús también dijo:Y como fue en los días de Noé, así también será en los días del Hijo del hombre..Lucas 17.26-27La Biblia dice que en los días de Noé 'se corrompió la tierra delante de Dios, y se llenó la tierra de violencia. Génesis 6.11  En particular, algo sucedía en la vida mental de los seres humanos que los hacía actuar de manera perversa:y que todo el intento de los pensamientos del corazón de ellos ciertamente era malo todo el tiempo. Génesis 6.5Todo esto sucede por doquier en el mundo de hoy. La televisión y las películas muestran imágenes de violencia y crueldad. Hay juegos de ordenador que glorifican la agresión y la matanza. Agrega esto a la influencia de la bebida, las drogas, el ocultismo y la música rock y obtienes un potente cóctel que conduce a la violencia y a la perversión del comportamiento humano. 

El camino de la violencia es sin duda alguna un callejón sin salida para quienes lo siguen. Por el contrario, Jesús nos enseñó a buscar el perdón y la reconciliación. Él dijo:

Este es mi mandamiento: Que os améis los unos a los otros, como yo os he amado.

Juan 15.12

Señal 2: Terremotos, hambres y pestilencias

y habrá grandes terremotos en cada lugar, y hambres, y pestilencias; y habrá prodigios y grandes señales del cielo.  

Lucas 21.10-11

Terremotos   Las estadísticas muestran un aumento constante de terremotos en los últimos 50 años, con un incremento significativo en la actividad sísmica, terremotos y erupciones volcánicas. En los primeros meses de 2020 ha habido terremotos significativos en la capital croata Zagreb, Bali, Indonesia, China, Nueva Zelanda, Japón, Irán, Myanmar, Honduras, las islas Kermadec en el océano Índico, Salt Lake City, Idaho y Alaska en Estados Unidos, Filipinas, la península de Kamchatka, Rusia y el área del Pacífico central. Ha habido erupciones volcánicas en el Monte Etna, Krakatoa en Indonesia, Guatemala, Ecuador, Perú, Hawái, México, península de Kamchatka, y también existe preocupación continua por la creciente actividad volcánica en la zona de Reikiavik en Islandia. También ha habido terremotos menores en Israel, donde ocurrirá el gran terremoto de los últimos días (Ezequiel 38.19, Apocalipsis 11.13).

Hambre  David Beasley, jefe del Programa Mundial de Alimentos (PMA), ha dicho que el planeta se enfrenta a la "peor crisis humanitaria desde la Segunda Guerra Mundial". Cita las guerras en Siria, Yemen y otros lugares, plagas de langostas en África, frecuentes desastres naturales y crisis económicas en Líbano, Congo, Sudán y Etiopía. Beasley dice que hoy en día en el mundo 821 millones de personas se acuestan con hambre cada noche y otros 135 millones se enfrentan a "niveles críticos de hambre o incluso peor". Además, el nuevo análisis del Programa Mundial de Alimentos demuestra que, como consecuencia de Covid-19, otros 130 millones de personas más "podrían encontrase en condiciones de inanición a fines de 2020". El problema ha empeorado debido a los desastres ambientales, especialmente las inundaciones y las sequías en algunas de las principales zonas productoras de alimentos del mundo que anteriormente exportaban alimentos, pero a las que ahora les queda poco o nada. 

En Apocalipsis 6.5-6, el tercer sello habla del hambre, el tercer jinete del apocalipsis:

'Y cuando él hubo abierto el tercer sello, oí al tercer animal, que decía: Ven y ve. Y miré, y he aquí un caballo negro; y el que estaba sentado encima de él, tenía un yugo en su mano. Y oí una voz en medio de los cuatro animales, que decía: Un cheniz de trigo por un denario, y tres chenizes de cebada por un denario; y no hagas daño al vino, ni al aceite.   

Apocalipsis 6.5-6

Un ‘denario’ es el salario de un día, es decir que con la suma de alrededor €50 en dinero actual solo podrás comprar una cantidad mínima de alimentos, insuficiente para vivir.

PestilenciasEn tiempos recientes hemos visto la propagación de nuevas enfermedades y virus como el SIDA, Sars y Ébola. Estilos de vida poco saludables, la facilidad de viajar por el mundo y la interferencia humana con la naturaleza amenazan al mundo con virus nuevos y mortales que pueden propagarse rápidamente por todo el mundo. 

En 2020, hemos presenciado la pandemia de Covid-19 que se ha propagado por todo el mundo` desde Wuhan en China en pocos meses y que ha causado el bloqueo de la sociedad en todos los continentes. Las estadísticas oficiales en este momento (noviembre del 2020) nos dicen que ha habido 43 millones de casos en todo el mundo y 1.155.000 muertes. La gente está confinada en sus hogares, y las empresas, escuelas, lugares de culto y de ocio se han cerrado. Los gobiernos han estipulado órdenes sin precedente que limitan nuestra libertad de vivir vidas normales. Nunca se ha intentado algo así en la historia humana, y esto ha creado enormes perturbaciones en la sociedad. Los gobiernos nos dicen que tenemos que hacer sacrificios para evitar la enfermedad. Al mismo tiempo, otros dicen que el bloqueo es un gran error porque la cura es peor que el mal y amenaza causar un colapso social y económico. Tal y como escribo esto, existe alguna esperanza de que la enfermedad se vaya extinguiendo gradualmente, pero se nos advierte que puede reaparecer y que necesitamos una vacuna universal para volver a la normalidad. Algunos se preocupan de que fuerzas siniestras estén planeando utilizar esta situación para imponer algún tipo de sistema de identificación global que conduzca al control de nuestros movimientos, nuestro comportamiento y nuestra identidad y que estos estén guiando al mundo hacia un tipo de sistema mundial anticristo profetizado en el capítulo 13 del libro de Apocalipsis. Si deseas más información sobre este tema, consulta la Señal 6 de este libro. 

Señal 3: Desastres naturales y el medio ambiente 

Según un informe de Oxfam (organización caritativa), el número de desastres naturales que ocurren hoy en día es cuatro veces mayor que el de hace dos décadas. El informe habla de eventos climáticos más frecuentes, más impredecibles y más extremos que afectan a muchas más personas. También se nos advierte que el cambio climático aumentará la frecuencia de incidentes climáticos extremos tal como inundaciones, sequías, olas de calor, huracanes y tornados. Un informe de la red internacional Future Earth, basado en las investigaciones de 222 científicos líderes de 52 países, dice: “La humanidad está amenazada por una tormenta perfecta de múltiples crisis. Las crisis climáticas, de meteorologías extremas, de biodiversidad, de falta de alimentos y de agua podrían conducirnos a un ‘colapso sistémico’. El mundo se enfrenta una serie de emergencias interconectadas que amenazan la existencia de los humanos."

Las profecías de la Biblia indican que los desastres que afectan la tierra van a aumentar en los últimos días de esta era. Jesús dijo acerca de los días antes de su segunda venida: 

habrá grandes terremotos, y plagas y hambres en diversos lugares; y habrá terrores y grandes señales[a] del cielo… Y habrá señales en el sol, en la luna y en las estrellas, y sobre la tierra, angustia entre las naciones, perplejas a causa del rugido del mar y de las olas, desfalleciendo los hombres por el temor y la expectación de las cosas que vendrán sobre el mundo; porque las potencias de los cielos serán sacudidas.  

Lucas 21.11, 25-6.

En 2020 también hemos visto una serie de incidentes climáticos extremos: incendios forestales en Australia, en la costa oeste de los EE.UU., en el Amazonas y en Siberia. Ha habido grandes inundaciones en India, Paquistán, China y en el este de África que has destruido áreas de producción alimentaria. El 70% de la producción de arroz en China se perdió por las inundaciones del rio Yangtsé. En los Estados Unidos, las tormentas arrasaron varios estados del medio oeste y dejaron más de un millón de acres de cultivos destruidos o dañados. Enjambres mortales de langostas en África oriental han devorado cultivos de los que dependen millones para alimentarse y se han extendido por Oriente Medio e India. Aunque todo el mundo está preocupado por el calentamiento global, también ha habido un clima inusualmente frío durante el invierno del hemisferio sur y ahora, en otoño, en partes de América del Norte y Europa. Según la NASA, están sucediendo cosas inusuales en el sol ya que la actividad solar ha caído a su nivel más bajo en 200 años. Esto podría provocar un enfriamiento global, en vez de un calentamiento.

Cualquiera que sea la razón de este clima atípico, está claro que actualmente la tierra sufre un gran estrés, con sequías, tormentas, inundaciones, grandes terremotos y erupciones volcánicas anormales ocurriendo en varios lugares. También ocurren cosas que no podemos percibir fácilmente, como por ejemplo el rápido movimiento del polo norte magnético y el debilitamiento del campo magnético de la Tierra, que podrían impactar de gran manera a nuestro medio ambiente.  

Nuestro planeta está cada vez más inestable, y lo que hemos visto hasta ahora representa solo el inicio. Estamos viviendo en el tiempo del “comienzo de los dolores” del que habló Jesús, en el que habrá un aumento en la incidencia de terremotos, hambre (Mateo 24) y de desastres naturales (Apocalipsis 8). Muchas de estas cosas están más allá del control humano y requieren que nuestro Creador intervenga para salvar al planeta de la destrucción. Esto es exactamente lo que dice la Biblia acerca de los últimos días de esta era. Parte de la inseguridad característica de los años y décadas próximos será un gran calentamiento global que quemará los árboles y que hará que el agua sea imbebible, habrá tormentas violentas y desastres naturales que crearán hambre, enfermedades y muerte. Apocalipsis 8.7-11 describe esto: 

y vino granizo y fuego mezclados con sangre, y fueron arrojados a la tierra; y se quemó la tercera parte de la tierra, se quemó la tercera parte de los árboles y se quemó toda la hierba verde. … El tercer ángel tocó la trompeta, y cayó del cielo una gran estrella, ardiendo como una antorcha, y cayó sobre la tercera parte de los ríos y sobre los manantiales de las aguas. Y el nombre de la estrella es Ajenjo; y la tercera parte de las aguas se convirtió en ajenjo, y muchos hombres murieron por causa de las aguas, porque se habían vuelto amargas.

Apocalipsis 8.7-11

Apocalipsis 16 habla de un momento en que 'le fue dado que afligiera a los hombres con calor por fuego'cuando el río Éufrates se seque y hubo un gran temblor de tierra, un terremoto tan grande, cual no fue jamás desde que los hombres han estado sobre la tierra.Apocalipsis 16,8,12,18

En Lucas 21.25-28, Jesús dijo que la gente tendrá miedo de lo que se aviene sobre la tierra debido a laangustia entre las naciones, perplejas'La palabra griega que se utiliza aquí es "aporía", que significa que una crisis sin solución afectará a la tierra, haciendo que la tierra y el mar sean sacudidos, 

Y entonces verán al Hijo del hombre, que vendrá en una nube con potestad y gran gloria. Y cuando estas cosas comenzaren a hacerse, mirad, y levantad vuestras cabezas, porque vuestra redención está cerca. 

Lucas 21.25-28

Cuando veas que estas cosas están sucediendo, busca a Jesús y está atento a su regreso para obtener tu redención.

Señal 4: Inmoralidad y comportamiento anárquico 

Junto a la gran violencia característica de los últimos días de la era, la Biblia también enseña que habrá comportamiento anárquico (rechazo de los 10 mandamientos) e inmoralidad sexual. Jesús dijo: 'Y por haberse multiplicado la maldad, la caridad de muchos se enfriará. Mateo 24.12. En el Salmo 2, que es una profecía acerca de los últimos días, leemos: 'Se levantan los reyes de la tierra, y los gobernantes traman unidos contra el Señor y contra su Ungido (en hebreo significa Su Mesías o Cristo), diciendo: ¡Rompamos sus cadenas y echemos de nosotros sus cuerdas! Esto significa que las naciones querrán rechazar los mandamientos de Dios que consideran como una influencia restrictiva sobre su comportamiento perverso.  

Jesús dijo que todo será como en los días de Lot (Lucas 17.28-9). En Génesis 19, leemos acerca de Lot que estaba 'sentado a la puerta de Sodoma.' Sodoma era una ciudad malvada llena de inmoralidad sexual que se imponía al resto de la sociedad. Como resultado, Lot estaba, … abrumado por la conducta sensual de hombres libertinos. 2 Pedro 2.7.

Hoy vemos un rechazo mundial de la enseñanza de la Biblia por la que un hombre casado con una mujer refleja la voluntad de Dios en cuestión de sexualidad, de vida de familia y del cuidado de los niños. Toda evidencia demuestra que los niños criados en un entorno familiar estable por su propio padre y madre tienen muchas más oportunidades en la vida que aquellos criados en entornos alternativos. A pesar de esto, los gobiernos, el sistema educativo y la industria del ocio, especialmente en las naciones occidentales, atacan constantemente las enseñanzas de la Biblia acerca del sexo y la sexualidad. 

Como consecuencia, vemos un aumento en el número de divorcios, de múltiples parejas sexuales y en la incidencia de abortos. El abuso infantil y la prostitución aumentan y gran parte de nuestro ocio popular es pornografía de bajo nivel, con pornografía dura fácilmente disponible en el Internet y a través de la televisión por cable. Ahora se acepta el matrimonio homosexual por ley y la ideología LGBT que se impone a la sociedad puede, si siquiera se opina contra ella, costarte tu empleo en muchos lugares. Se les está enseñando a los niños que la homosexualidad es igual a la heterosexualidad y que el sexo es algo flexible que se puede cambiar si así se desea. Esto va en contra de la enseñanza bíblica de que la práctica homosexual es contra el orden de Dios en la creación, que los humanos están hechos a imagen de Dios como hombres y mujeres (Génesis 1.27) y que esto no se puede cambiar.   

Se nos dice que las actitudes modernas hacia el sexo aportan libertad y que las leyes de Dios son represivas. De hecho, lo opuesto es verdad. El sexo libre ha provocado que las personas se esclavicen como consecuencia de hábitos y deseos destructivos. Se maltrata tanto a las mujeres como a los niños. Como no hay amor ni confianza reales, el miedo y la inseguridad se convierten en la realidad patente del mundo. La cultura moderna también ha sancionado el asesinato en masa de bebés en el útero, antes del nacimiento, a través del aborto con el eslogan engañoso "el derecho de una mujer a elegir". De hecho, este slogan niega el derecho del feto a la vida.  

Los mandamientos de Dios son para nuestro bien. Una vez estuve a orillas del río Ouse en la zona baja de East Anglia en Inglaterra. En este lugar, el nivel del río es más alto que el de los campos circundantes. Hay bancos o diques altos que mantienen el río dentro de sus límites y evitan que inunde los campos adyacentes. El Señor me mostró esto como imagen de sus mandamientos. Si el río fluye continuamente entre las dos orillas, representa una fuerza para el bien de la zona. Pero si se eliminan los bancos del río, se convierte en una fuerza destructiva que provoca inundaciones que podrían llegar a sumergir a la región y la harían inhabitable. El mismo razonamiento se puede aplicar a la sexualidad humana. Si fluye entre los límites que Dios ha establecido, con actividad sexual dentro del matrimonio entre un hombre y una mujer dedicados uno a otro, la sexualidad es un regalo de Dios que conduce al bien. Pero si se eliminan esos límites, se convierte en un torrente de maldad, trayendo destrucción y miseria a muchos. 

En el libro de Apocalipsis leemos que cuando los juicios de Dios golpeen al mundo, la mayoría de la gente '

no se arrepentirá de sus homicidios, ni de sus hechicerías, ni de su fornicación, ni de sus hurtos. 

Apocalipsis 9.20-21

Si eliminas el asesinato y la violencia, la brujería (lo oculto), la inmoralidad sexual y el robo (delito) de gran parte del ocio popular actual, no queda mucho. Con tantas influencias malvadas en nuestra cultura, no es sorprendente que la gente no sienta que necesita arrepentirse de esas cosas. Pero hacen esto porque estas actividades acarrean el juicio venidero de Dios sobre el mundo.  

El resultado de todo esto es el tipo de comportamiento acerca del que Pablo nos advirtió prevalecería en los últimos días de esta era: 

'Esto también sepas, que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos: Que habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, maldicientes, desobedientes de sus padres, ingratos, impuros. Sin afecto natural, desleales, calumniadores, sin templanza, sin mansedumbre, sin bondad, traidores, arrebatados, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios; teniendo apariencia de piedad, pero negando la eficacia de ella; a éstos evita.

2 Timoteo 3.1-5

La buena nueva es que, si hemos pecado en esta área de nuestra vida, podemos acceder al perdón y a una nueva vida en Jesús:

'De manera que si alguno está en Cristo, son nueva creación; las cosas viejas pasaron; he aquí todo es hecho nuevo.

2 Corintios 5:17

 … mas si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión con él, entre nosotros, y la sangre de Jesucristo, su Hijo, nos limpia de todo pecado. Si dijéremos que no tenemos pecado nos engañamos a nosotros mismos, y no hay verdad en nosotros. Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para que nos perdone nuestros pecados, y nos limpie de toda maldad. 

1 Juan 1.7-9

Señal 5: El renacimiento de Israel y la batalla por Jerusalén

Uno de los acontecimientos más extraordinarios de los tiempos modernos ha sido la reaparición de Israel. Después del Holocausto, en 1947, la ONU aprobó una resolución que otorgó a Israel el derecho de convertirse de nuevo en nación tras haber pasado el pueblo judío casi 2.000 años disperso en todo el mundo. A pesar de la hostilidad de los países vecinos, hoy en día, Israel sigue siendo nación y ha sobrevivido muchos intentos de eliminarla del mapa.  

¿Cómo podemos explicar la notable restauración de Israel en nuestra era? La Biblia enseña que Dios hizo un pacto con Abraham, Isaac y Jacobo en el libro de Génesis (capítulos 15 y 17). De acuerdo con este pacto, Abraham tendría una gran cantidad de descendientes, ‘como la arena en la orilla del mar y como las estrellas en el cielo’. También heredaría la tierra de Canaán (Israel). Años más tarde, Dios prometió a Moisés que, si el pueblo de Israel le fuera fiel a Él y a Sus mandamientos, los bendeciría en la tierra y los convertiría en una gran nación; pero que, si fueran infieles y adoradores de ídolos, el pueblo judío sería esparcido entre las naciones del mundo (Levítico 26, Deuteronomio 28). Dios también prometió que incluso si se le dispersara a la nación más lejana, los traería de regreso a esa tierra (Deuteronomio 30). Los acontecimientos del Antiguo Testamento muestran cómo funcionó este pacto entre Dios y el pueblo judío en la historia de Israel. 

Los profetas hebreos predijeron la dispersión del pueblo judío en el mundo y su regreso a Israel en los últimos días de esta era. Isaías habla del regreso de la gente de los cuatro rincones de la tierra (Isaías 11.11-12, 43.5-6). Ezequiel profetiza acerca de un tiempo en que la tierra desolada volverá a ser fértil cuando el pueblo de Israel vuelva a ella: 

Mas vosotros, oh montes de Israel, daréis vuestros ramos, y llevaréis vuestro fruto a mi pueblo Israel; porque cerca están para venir.

Ezequiel 36.8

Este pasaje también implica que habrá incredulidad acerca del regreso de Israel en los últimos días, pero que Dios guiará al pueblo a un nuevo nacimiento espiritual:

Y yo os tomaré de los gentiles, y os juntaré de todas las tierras, y os traeré a vuestra tierra. Y esparciré sobre vosotros agua limpia, y seréis limpiados de todas vuestras inmundicias; y de todos vuestros ídolos os limpiaré. Y os daré corazón nuevo, y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros.

Ezequiel 36.24-26

Según el capítulo 30 de Jeremías, la salvación de Israel y este renacimiento espiritual se producirá en el seno de un periodo de dificultades, tal como Jesús dijo que sucedería en los días antes de su retorno. Jeremías dice que esta época será "como mujer en parto" (Jeremías 30.6), y conectará directamente con el período de la era final cuando Dios intervendrá para salvar a Israel física y espiritualmente. 

El renacimiento de Israel ha coincidido con cambios en el mundo musulmán. El descubrimiento de grandes cantidades de petróleo en la región del Golfo Pérsico ha traído riqueza a esta área. El 70% de las reservas mundiales de petróleo se encuentran en el Medio Oriente y aproximadamente el 25% de ellas se encuentran en Arabia Saudita. La riqueza del petróleo ha transformado lo que una vez fue una parte descuidada del mundo en una región con gran influencia mundial. Parte del dinero del petróleo se está encauzando a la financiación y la expansión del islam y la construcción de mezquitas en todo el mundo. 

La restauración de Israel como estado judío crea un problema para el islam. La creencia islámica prescribe que el destino del mundo es convertirse al islam. Por lo tanto, una vez que un país ha sido gobernado por musulmanes, debe mantenerse islámico hasta el fin del mundo. Israel / Palestina fue gobernada por musulmanes durante la mayor parte del período que comenzó en el año 638, por lo que los islamistas creen que hoy debería ser gobernada por musulmanes y no por judíos. Esto da razón a la hostilidad contra Israel de las naciones vecinas profetizada en el Salmo 83, que dice que estos países formarán una confederación que dirá: Venid, y cortémoslos de ser pueblo, y no haya más memoria del nombre de Israel.

El día después de que David Ben Gurion proclamara la fundación del Estado de Israel en 1948, cinco ejércitos árabes invadieron Israel con la intención de destruir la nación y suprimir el nombre de Israel del mapa. Numéricamente superiores y mucho mejor armados, los ejércitos árabes deberían haber vencido fácilmente a Israel, pero, de hecho, Israel ganó su Guerra de Independencia y todas las guerras que ha librado hasta ahora. Israel también terminó con más territorio después de las guerras de 1948-9 y 1967.  

En la Guerra de los Seis Días de 1967, cuando el presidente Nasser de Egipto anunció su intención de ‘arrojar a los judíos al mar y eliminar a Israel’, los ejércitos de Egipto, Siria y Jordania fueron derrotados nuevamente. Israel salió victorioso en tan solo seis días, ejerciendo control sobre los Altos del Golán, el Sinaí, toda Jerusalén y Cisjordania. Las áreas más importantes son Jerusalén y Cisjordania, ya que representan el corazón bíblico de Israel, Judea y Samaria. Estas áreas siguen siendo el foco de atención mundial al tiempo que las naciones buscan un acuerdo sobre quién debe gobernar Jerusalén.  

Esta situación cumple la profecía de Zacarías 12.2-3 que dice acerca de Jerusalén que es "una piedra pesada para todos los pueblos", es decir, un foco de atención mundial. Durante los últimos años, hemos presenciado numerosos intentos de resolver el problema de quién debería gobernar Jerusalén. Estos intentos han involucrado a las grandes potencias de nuestra época, a los Estados Unidos, la UE, Rusia y las Naciones Unidas, todos en busca de una resolución del conflicto árabe-israelí. El mundo quisiera dividir la tierra de Israel y la ciudad de Jerusalén entre el estado judío y un propuesto estado árabe palestino. Joel 3.1-2 describe esta situación como la agenda mundial de los últimos días de esta era.  

Otra escritura bíblica que apunta también al marco de nuestro tiempo es Ezequiel 38-9. Esta describe un próximo conflicto previsto para los últimos días de esta era. Este ataque a Israel será liderado por una alianza de países que descienden del norte en la batalla conocida en la Biblia como 'Gog y Magog'. Esta alianza está liderada por un gran poder que proviene del extremo norte, llamado Príncipe de Ros, Mesec y Tubal. Los comentaristas de la Biblia han identificado el poder del norte como Rusia con sus aliados que incluyen Persia (Irán) y Togarmá (Turquía). Otra opinión es que sea Turquía la que lidere este ataque final contra Israel. Lo que resulta interesante es que estos países están implicados en Siria, al norte de Israel hoy mismo. La República Islámica de Irán (Persia) se ha convertido en el mayor enemigo de Israel, suministrando a sus ejércitos delegados en la región misiles dirigidos a Israel y declarando abiertamente su intención de eliminar el estado israelita. En la profecía de Ezequiel, este ejército será destruido sobrenaturalmente por Dios antes de alcanzar su objetivo de destruir a Israel. 

El capítulo 16 del libro de Apocalipsis profetiza acerca de la última guerra de la historia, cuando los ejércitos del mundo se reunirán en Armagedón, es decir, en la colina de Meguido, un lugar en el norte de Israel. Varios pasajes del Antiguo Testamento, incluidos Joel 3 y Zacarías 12-14, describen la última guerra cuando estos ejércitos se trasladarán al sur de Jerusalén. En ese momento, Jesús regresará a la tierra con todo el poder para poner fin a la guerra y establecer Su reino mesiánico, gobernando el mundo desde la Jerusalén restaurada.

Zacarías 12.10 contiene una profecía notable que dice:

Y derramaré sobre la casa de David y sobre los habitantes de Jerusalén, el Espíritu de gracia y de súplica, y me mirarán a mí, a quien han traspasado. Y se lamentarán por Él, como quien se lamenta por un hijo único, y llorarán por Él, como se llora por un primogénito. ‘ 

Zacarías 12.10

Aquí tenemos una profecía de alguien que ha sido traspasado (crucificado) y que viene a salvar al remanente de Israel tanto física como espiritualmente en el momento de la última batalla. Esto solo puede referirse a Jesús, el Mesías, que vino una vez para salvarnos de nuestros pecados con su muerte en la cruz y que vuelve con todo poder a su disposición para salvar a Israel y al mundo de la destrucción. Este pasaje implica que Jesús será revelado a Israel como Mesías en los días antes de su regreso.

A esto seguirá la segunda venida del Mesías a la tierra. En su primera venida, Jesús cumplió varias profecías mesiánicas del Antiguo Testamento. Por ejemplo, 

Nació de mujer virgen - Isaías 7.14 : Mateo 1.18-25
Nació en Belén - Miqueas 5.2 : Mateo 2.1-12
Realizó milagros - Isaías 61.1 : Mateo 9.35
Enseñó con parábolas - Salmo 78.2 : Mateo 13.34
Murió crucificado - Salmo 22.15, Zacarías 12.10 : Lucas 23.33
Fue enterrado en la tumba de un hombre rico - Isaías 53.9 - Mateo 27.57-60
Resucitó de entre los muertos - Salmo 16.10-11 : Lucas 24.5-6 
Se sacrificó por el pecado del mundo - Isaías 53.6 : 1 Corintios 15.3-5 
Mensaje para el mundo - Isaías 45.22-23 : Mateo 28.18-20
Su muerte sacrificial por los pecados del mundo tuvo lugar antes de que los romanos destruyeran el Segundo Templo en el año 70 DC - Daniel 9.26 : Lucas 19.41-44

Estas, tan solo son algunas de las muchas profecías del Mesías que Jesús cumplió al 100% durante su primera venida. Tenemos confianza en que cumplirá las profecías del Rey Mesiánico reinante durante su segunda venida. Las profecías de la Biblia indican que en los días previos a su regreso habrá un renacimiento de Israel como nación judía, con su capital en Jerusalén.

Justo antes de la crucifixión, Jesús profetizó la destrucción del Templo en Jerusalén y la dispersión del pueblo judío a las naciones Lucas 19.41-44, 21.20-24. Esta profecía se cumplió en el año 70 DC. Dijo que esto sucedería 'porque no conociste el tiempo de tu visitación Lucas 19.44. Es decir, debido al rechazo que Él recibió como Mesías por parte de los líderes religiosos y la mayoría de la gente de la época. También debemos recordar, sin embargo, que muchos judíos entonces aceptaron a Jesús como Mesías y que el Evangelio llegó a los gentiles gracias al testimonio de los discípulos judíos de Jesús. 

La profecía de Jeremías 31.35-37 indica que el pueblo judío seguirá siendo un pueblo ‘mientras el sol, la luna y las estrellas aún brillen en el cielo’. Está claro que Jesús esperaba que el pueblo judío siguiera siendo un pueblo identificable durante esta era. También dijo que regresarían a Jerusalén: Jerusalén será hollada por los gentiles, hasta que los tiempos de los gentiles se cumplan. Lucas 21.24.

Dijo que las personas que vivan en Jerusalén al fin de esta era, lo recibirán como Mesías, con las palabras: 'Bendito el que viene en el nombre del Señor. (Mateo 23.39). Este es el saludo tradicional judío utilizado para la llegada del Mesías.

Según Zacarías 14.4, el Mesías vendrá y se pondrá en pie sobre el Monte de los Olivos en el lado este de Jerusalén, el mismo lugar desde donde Jesús ascendió al cielo. El ángel les dijo a los discípulos que regresaría de la misma manera que dejó la tierra (Hechos 1.11). Entonces, asumirá Su reinado como 'Rey sobre toda la tierra (Zacarías 14,9). Zacarías 14 muestra la misma secuencia de acontecimientos que Apocalipsis 19, cuando Jesús regresa como Rey de reyes y Señor de señores con todo el poder a su disposición para poner fin a la guerra y las actividades del diablo.  

En ese momento se cumplirán las esperanzas proféticas del Rey Mesías reinante que trae la paz a Israel y al mundo. Apocalipsis 20 nos dice que Jesús permanecerá en la tierra durante 1.000 años, tiempo durante el cual gobernará el mundo desde la ciudad restaurada de Jerusalén y en que cumplirá las profecías del Rey Mesías reinante. (Isaías 2.1-4, Jeremías 23.5-6, Ezequiel 40-48, Daniel 7.13-14, Zacarías 14) Al final de este período, Él provocará el fin real del mundo, cuando Dios creará nuevos cielos y una nueva tierra en la que morará la justicia. (2 Pedro 3.10-13, Apocalipsis 21).

Señal 6: Globalización 

Hasta hace relativamente poco tiempo en la historia de la humanidad, las naciones y los continentes estaban separados por grandes distancias que solo unos pocos intrépidos exploradores y comerciantes se atrevían a atravesar. La mayoría de las personas nunca viajaban lejos del área donde nacían. Hoy podemos viajar alrededor del mundo en 24 horas y enviar mensajes instantáneamente al otro lado del mundo. También ha habido una explosión tecnológica que ha transformado totalmente todos los aspectos de nuestra vida. 

Los avances en ciencia y tecnología han aportado grandes beneficios para muchos, pero también han creado nuevos problemas. A medida que los viajes internacionales, el comercio y los medios modernos de comunicación reducen el mundo a una ‘aldea global’, los problemas de la humanidad también se convierten en problemas internacionales: drogas, terrorismo, propagación de armas de destrucción de masas, crisis económicas, contaminación ambiental, nuevas enfermedades, crimen internacional, diferencias entre naciones ricas y pobres, pornografía y abuso infantil, refugiados y asilo, etc. 

Para hacer frente a estos problemas, presenciamos un mundo en el que se fomentan las instituciones mundiales: el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional, Interpol, organismos internacionales para refugiados, para la protección de derechos humanos, del medio ambiente, etc. También observamos la emergencia de bloques de naciones, entre los que el más avanzado es la Unión Europea, un grupo de países europeos independientes unidos en una alianza aun en crecimiento. En los últimos años, los países de la UE se han acercado mutuamente aún más a través de una moneda común, su propio presidente, política exterior y un sistema legal comunes, al tiempo que Gran Bretaña se aleja de ella. 

Hay una serie de fuerzas que piden un cambio en la forma en que se rige el mundo y que apuntan a un tipo de gobierno global. Dicen que esto salvará al mundo de los estragos del cambio climático y el coronavirus. El Foro Económico Mundial, una poderosa alianza de fuerzas empresariales, políticas y económicas, está organizando un plan denominado ‘Global Reset 2021’: “Todos los países, desde Estados Unidos hasta China, deben participar, y todas las industrias, desde el petróleo y el gas hasta la tecnología , debe ser transformados”, escribió su fundador Klaus Schwab. "En resumen, necesitamos un 'gran reinicio' del capitalismo".

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, ha pedido "un nuevo modelo de gobernanza global, un nuevo contrato social y un nuevo acuerdo global para garantizar que el poder, la riqueza y las oportunidades se compartan de manera más amplia y justa a nivel internacional". Esto se alinea con el Plan de Desarrollo Sostenible de la ONU, Agenda 21, que debería llevarse a cabo en 2030. Según la publicación de la ONU ‘Agenda 21: La estrategia de la Cumbre de la Tierra para salvar nuestro planeta’: “La Agenda 21 propone una serie de acciones que deben ser efectuadas por toda persona en la Tierra ... y que requiere cambios específicos en las actividades de todas las personas ... La ejecución efectiva de la Agenda 21 requerirá una profunda reorientación de todos los humanos, muy diferente a cualquier cosa que el mundo haya experimentado antes”. Si se sigue lo que dice en detalle, se está buscando un tipo de gobierno global que redistribuya la riqueza, reduzca o acabe con la propiedad privada, que controle la energía y la producción de energía, el transporte, la industria, la producción de alimentos, el desarrollo, la disponibilidad de agua, el tamaño y el crecimiento de la población.

Muchos consideran que esto representa un desarrollo positivo, mientras que otros temen que conduzca a una dictadura global. Las profecías de Daniel y de Apocalipsis muestran que al final de esta era existirá una forma global de gobierno que otorgará el poder al último líder mundial, conocido como el Anticristo o la Bestia, de acuerdo con Apocalipsis 13.   

Existen diferentes puntos de vista acerca de cómo se formará este imperio y se discuten varias posibilidades, es decir, la Unión Europea, las Naciones Unidas o un imperio islámico que surja alrededor de Turquía. En lo que se refiere a la UE, hay una estatua de la mítica Europa montando el toro (el dios griego Zeus) fuera del edificio del Consejo Europeo en Bruselas. En Apocalipsis 17.1-5, se describe la imagen de ‘la mujer que monta la bestia’ en el sistema Anticristo del tiempo del fin. El edificio del Parlamento Europeo en Estrasburgo está inspirado en una pintura del artista Breughel de la ‘Torre de Babel’. Apocalipsis 17 conecta el sistema anticristo con “misterio Babilonia” (Babilonia = Babel en hebreo). Según Daniel 7.7-8 y 9.26, el Anticristo tendrá una conexión con Roma. Apocalipsis 17.9-11 también dice que la bestia (el Anticristo) emerge de un Imperio Romano resurgido. 

Otra opinión es que el Anticristo surja de una entidad global como la ONU. Apocalipsis 17.12-14 habla de diez reyes que "tienen un mismo propósito, y entregarán su poder y autoridad a la bestia." Curiosamente, hay muchos planes globalistas que dividen al mundo en 10 regiones en un próximo gobierno mundial. Es probable que cualquier gobierno mundial sea una coalición frágil, algo que también describen las profecías bíblicas. En Daniel 2.42, leemos acerca de los 'pies de arcilla’, que en realidad es una descripción simbólica de ese 'reino final': Y así como los dedos de los pies eran parte de hierro y parte de barro cocido, así parte del reino será fuerte y parte será frágil. Como el hierro y la arcilla no pueden mezclarse, este último gobierno mundial se fragmentará en los últimos días de la era. Daniel 7 nos dice que tres de los diez reyes serán humillados por la bestia, presumiblemente porque entrarán en conflicto con él. 

Las profecías bíblicas implican que este gobierno mundial final vendrá ofreciendo cosas buenas: paz y seguridad para la gente. Pero que acarreará la peor dictadura de la historia, con poder proveniente del diablo:

'el dragón (Satanás) le dio (a la bestia) su poder, su trono y una gran autoridad.’ Esto durará 42 meses o 3 años y medio. “Se le dio una boca que hablaba palabras arrogantes y blasfemias, y se le dio autoridad para actuar durante cuarenta y dos meses. … y se le dio autoridad sobre toda tribu, pueblo, lengua y nación.

Apocalipsis 13.5, 7

El Anticristo (la bestia) persigue a los que creen en Jesús y crea una imagen de sí mismo que todos deben adorar (Apocalipsis 13.7, 11-15). Introduce un sistema económico en el cual no se puede comprar o vender a menos que uno exhiba un número con la “marca: el nombre de la bestia o el número de su nombre. … y su número es seiscientos sesenta y seis.” (Apocalipsis 13.16-18) Su gobierno será destruido por la Segunda Venida de Jesús en poder y gloria al final de esta era. Apocalipsis 19.11-21. 

Hoy vemos muchas señales de globalización que unen a las naciones. También vemos naciones que abandonan su soberanía a bloques regionales de naciones. La señal siguiente también provee indicaciones acerca de cómo podrían ocurrir estas cosas.

Señal 7: Desarrollo de la tecnología 

Hasta hace poco (relativamente) en la historia de la humanidad, si querías viajar a cualquier parte del mundo, lo más rápido que podías hacerlo era a la velocidad de un caballo. Si deseabas enviar un mensaje a cualquier lugar, lo más rápido que podías hacerlo era escribirlo a mano y dárselo a alguien para que lo llevase a caballo a su destino. Si querías matar a gente en batalla, tenías que hacerlo uno por uno con una espada, una lanza o con una flecha.  

Ahora podemos viajar alrededor del mundo por avión en un día y cruzar cualquier país en pocas horas en automóvil o en tren. Podemos enviar mensajes instantáneamente a cualquier parte del mundo usando teléfonos y ordenadores y ver qué sucede instantáneamente en países distantes a través de la televisión. Los humanos pueden matar a miles de personas tan solo apretando un botón, en un momento, con misiles que se lanzan a miles de kilómetros de distancia de su objetivo.  

La tecnología ha hecho algunos avances espectaculares en nuestro tiempo, muchos de los cuales han traído grandes ventajas al mundo, dándonos posesiones, dispositivos de eficiencia en el trabajo y comodidad acerca de las que las generaciones anteriores solo podían soñar. La medicina avanzada nos brinda una mejor atención médica, dando a quienes se benefician de ella vidas más largas y la oportunidad de recuperarse de enfermedades que de seguro habrían acortado sus vidas en generaciones anteriores. Los ordenadores y el Internet nos han abierto la puerta a una cantidad casi ilimitada de información.  

Las desventajas del desarrollo tecnológico son la contaminación del medio ambiente, la división entre los "que tienen" y los "que no tienen" así como su potencial para crear sistemas que puedan esclavizarnos bajo una tiranía de tipo tecnológico.

La Biblia nos proporciona algunas ideas interesantes acerca de este tema. Según Daniel 12.4 en el tiempo del fin muchos correrán de aquí para allá, y el conocimiento aumentará.  Una de las interpretaciones de este versículo es que en los días del fin habrá un gran aumento en los viajes globales y en el conocimiento producido por el desarrollo de la tecnología. Vemos que ambas cosas suceden en nuestro tiempo, con enormes avances en tecnología, que aumentan exponencialmente año tras año. A medida que las personas van y vienen y el conocimiento aumenta y con todas las naciones desarrollando tecnología, podemos vislumbrar un nuevo sistema global emergente. Para que ese sistema funcione es necesario el desarrollo de instituciones internacionales como las Naciones Unidas, el Banco Mundial, la Organización Mundial del Comercio, el Fondo Monetario Internacional, etc.  

La llegada de la tecnología informática y el Internet ha creado nuevas formas de unión entre las naciones. La información y el conocimiento se están desarrollando tan rápidamente que lo que fue la última pieza de equipo hace unos años, hoy ya está desactualizada. Ahora se están desarrollando ordenadores cuánticos capaces de hacer cálculos, resolver problemas y obtener información a una velocidad millones de veces más rápida que la de los ordenadores actuales. Google reveló que su computadora cuántica tardó poco más de tres minutos en resolver un problema complejo que le hubiera tomado a un ordenador ordinario 10.000 años. Las computadoras cuánticas pueden realizar una cantidad casi ilimitada de cálculos diferentes al mismo tiempo, enviando simultáneamente miles de millones de fragmentos de información a miles de destinos diferentes.

Los intérpretes de la profecía bíblica creen que estos desarrollos tecnológicos están creando las condiciones para que se establezca un nuevo sistema económico mediante el cual la famosa profecía 666 en el Libro de Apocalipsis podría realizarse.

En Apocalipsis 13 leemos la profecía de la Marca de la Bestia:

'Y hace que a todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, se les ponga una marca en la mano derecha, o en la frente; y que nadie pueda comprar ni vender, sino el que tenga la marca o el nombre de la bestia, o el número de su nombre. Aquí se requiere sabiduría. El que tiene entendimiento, calcule el número de la bestia, pues es número de hombre. Y su número es seiscientos sesenta y seis.

Apocalipsis 13.16-18.

Cuando Juan escribió el Apocalipsis, las compras y ventas se realizaban con monedas o a través del trueque y era difícil imaginar un tipo de sistema mediante el cual se pudiera utilizar un número o una marca en el cuerpo de una persona para hacer esto. Hoy no es tan difícil imaginarlo. Ya vemos que el dinero efectivo se reemplaza por tarjetas de crédito que tienen números únicos adjudicados a cada individuo. Ahora estamos presenciando desarrollos en el área de identificación biométrica que también viabilizan que el resto de esta profecía se cumpla. Esto no solo está sucediendo en las naciones occidentales, sino que ya se está probando e implementando en India, Rusia, varios países africanos y China.

La tecnología ha desarrollado nuevos sistemas de control de finanzas y de individuos. El dinero puede pasar de una persona a otra y de una nación a otra electrónicamente sin necesidad de efectivo físico. En Suecia hoy es posible tener un microchip insertado en tu piel que puedes usar para comprar y vender. China ha realizado enormes avances en esta área, creando un sistema que elimina gradualmente el dinero efectivo y hace que todas las transacciones financieras sean electrónicas. En Occidente, la gente dice que el efectivo puede transportar el coronavirus, por lo que algunas tiendas se niegan a aceptar dinero en efectivo y exigen el pago con tarjetas.  

China ahora tiene más de 170 millones de cámaras de seguridad de alta tecnología capaces de distinguir una sola cara en una multitud, creando un estado de mega vigilancia, que nos recuerda a la novela futurista de George Orwell 1984: 'Big Brother te ve'. Esto está vinculado a un sistema de identificación biométrica informatizado capaz de trazar el movimiento y las acciones de las personas, y ver si se comportan o no de una manera que el estado apruebe.  

El estado puede patrullar el uso de teléfonos móviles y del Internet para cosechar así cualquier comentario crítico del régimen y también usar ciertas frases que pueden considerar incriminatorias como puntos de referencia. El Partido Comunista considera que la actividad religiosa es perjudicial para el estado, de manera que ese sistema está exponiendo a millones de cristianos y musulmanes en China a nuevas formas de control, vigilando sus actividades y las opiniones que tienen. La información sobre sus personalidades, hábitos, opiniones y contactos se capta en un sistema llamado Credit Score. Este se puede utilizar para evitar que personas que tengan opiniones equivocadas (según el Partido Comunista) puedan comprar ciertas cosas y que se les prohíba viajar. Un tal sistema se asemeja mucho a las primeras etapas del régimen 666 descritas en Apocalipsis 13.

China ahora está introduciendo una nueva dimensión en este sistema. Se dice que utilizar papel moneda es dañino ya que puede transmitir el virus. Por lo tanto, está desarrollando una criptomoneda patrocinada por el estado conocida como DCEP (Digital Currency Electronic Payment). El objetivo es eliminar el papel moneda y reemplazarlo con la nueva criptomoneda china. Esto le dará al gobierno un vínculo a cada transacción financiera realizada, a quién está comprando y vendiendo, qué compran y venden, y también, dónde están, etc. China también está pidiendo un "sistema de moneda de súper soberanía" para reemplazar el actual sistema financiero internacional basado en el dólar estadounidense. Puede ser que la próxima crisis económica resultante de los bloqueos y el colapso de las economías occidentales sea la forma de lograrlo.  

El fundador de Microsoft, Bill Gates, uno de los hombres más ricos del mundo ha estado trabajando en el ID2020, un proyecto iniciado por la Fundación Bill y Melinda Gates, la Fundación Rockefeller, corporaciones farmacéuticas multinacionales y empresas de tecnología. ID2020 está promoviendo el concepto de que cada ser humano en el planeta necesita verificación biométrica porque "demostrar quién eres es un derecho humano fundamental y universal".  

También quieren vincular esto con un programa de vacuna para contrarrestar Covid-19 y cualquier otra enfermedad que pueda venir después. El chequeo se lleva a cabo a través de la certificación de identificación global y la verificación de aquellos que han sido examinados y que han recibido la vacuna. A los que reciben un resultado positivo llamado "COVI-PASS" también se le otorga acceso al lugar de trabajo y a instalaciones de ocio. El ingreso en la sociedad puede vincularse a aquellos que tienen identificación y pueden demostrar que han recibido la vacuna. 15 países ya han acordado su participación en el programa COVI-PASS: el Reino Unido, donde este acuerdo originó, junto con Italia, Portugal, Francia, India, Canadá, Suecia, España, Sudáfrica, México, Países Bajos, Emiratos Árabes Unidos y los Estados Unidos. Si dicho sistema se hace obligatorio, aquellos que se opongan a recibir la vacuna podrán ser incluidos en una lista negra de amenazas a la salud pública. Como consecuencia, perderán su derecho de participación en la sociedad, su derecho a comprar y a vender de forma muy similar a la que apunta el escenario de Apocalipsis 13.   

Bill Gates también está desarrollando un nuevo programa de criptomonedas bajo la Patente de Microsoft 060606. El objetivo de la patente es crear una puerta de enlace para la transmisión de información biológica desde el cuerpo humano que pueda iniciar procesos de intercambio de criptomonedas dentro de una red digital. Debemos preguntarnos: ¿Por qué se le ha otorgado a la patente el código 060606? ¿Es esta una coincidencia o una mención deliberada de lo que está escrito en el Libro de Apocalipsis y que corresponde al número 666 de la bestia? Es posible que la funcionalidad de un sistema de este tipo esté aun bastante lejos, pero el hecho de que se estén desarrollando tales proyectos y los recientes acontecimientos en la crisis de coronavirus son señales de que tal sistema ya va de camino.

No podemos decir con certeza que la marca del sistema de la bestia descrita en Apocalipsis 13 vaya a funcionar así, pero resulta extraordinario que gracias a la tecnología avanzada actual se esté desarrollando un medio para efectuar compra y venta sin dinero efectivo, utilizando un código o número que pueda implantarse en un dispositivo acoplado al cuerpo de una persona. La humanidad nunca ha considerado o propuesto algo remotamente similar a ese tipo de sistema. El hecho de que ahora sea posible representa otra señal de que estamos viviendo en los últimos días de la era, antes del regreso de Jesucristo a la tierra.  

Debemos señalar que en Apocalipsis 13 la marca de la Bestia no se asocia solamente con el intercambio de dinero. La bestia tiene un asociado, llamado el falso profeta, que hace que la gente crea en la bestia como si fuera un dios, después de simular una muerte y resurrección falsas (Apocalipsis 13.3 y 12). Él crea una nueva religión alrededor del nuevo orden mundial, creando una imagen que la gente debe adorar. Los que adoran a la bestia y su imagen, reciben la marca de la bestia: 

Se le concedió dar aliento a la imagen de la bestia, para que la imagen de la bestia también hablara e hiciera dar muerte a todos los que no adoran la imagen de la bestia.

Apocalipsis 13.15

En el pasado, la idea de que una imagen pudiera hablar hubiera parecido imposible. Hoy en día, resulta mucho más fácil imaginar, con la ayuda de las nuevas tecnologías, que una imagen lo haga. De hecho, ahora, la mayoría de la gente pasa mucho tiempo mirando imágenes que hablan en las pantallas de televisión u ordenador. Disfrutamos de comunicación instantánea a través de ordenadores a los cuales se les puede dar la funcionalidad de transmitir mensajes, y hologramas mediante los cuales una persona puede proyectar su propia imagen y que hablan como si estuviera presente. Algunos líderes políticos ya han usado esta tecnología para dirigirse a sus seguidores. Hay quien dice que crear hologramas que puedan proyectar la imagen de una persona sin que estén presentes es la siguiente etapa en el desarrollo tecnológico.  

Cualquiera que sea la imagen y la marca de la bestia, si te encuentras viviendo en el momento en que esto suceda, no aceptes la marca, porque los que lo hagan serán condenados. Apocalipsis 14.9-11 dice: 

Entonces los siguió otro ángel, el tercero, diciendo a gran voz: Si alguno adora a la bestia y a su imagen, y recibe una marca en su frente o en su mano, él también beberá del vino del furor de Dios, que está preparado puro en el cáliz de su ira; y será atormentado con fuego y azufre delante de los santos ángeles y en presencia del Cordero. Y el humo de su tormento asciende por los siglos de los siglos; y no tienen reposo, ni de día ni de noche, los que adoran a la bestia y a su imagen, y cualquiera que reciba la marca de su nombre.

Apocalipsis 14.9-11

Hasta hace poco, nadie podía concebir que tales cosas pudieran ocurrir a nivel mundial. Ahora que vemos estas dos señales, la globalización y el desarrollo tecnológico confluyendo en nuestro tiempo, podemos vislumbrar la posibilidad real de que ocurran.  

Señal 8: Falsos profetas y mesías 

Jesús dijo:

Jesús dijo: Mirad que nadie os engañe. Porque muchos vendrán en mi nombre, diciendo: «Yo soy el Cristo», y engañarán a muchos. … Porque se levantarán falsos cristos y falsos profetas, y mostrarán grandes señales y prodigios, para así engañar, de ser posible, aun a los escogidos.  

Mateo 24.4-5, 24

A pesar del hecho que vivimos en una época muy secular y materialista, hay aún un gran apetito por experiencias espirituales. Existen cientos de cultos diferentes que afirman difundir la verdad pero que en realidad siembran confusión. El islam también gana influencia en países que anteriormente eran nominalmente cristianos. Los gurús y psíquicos de la Nueva Era están en gran demanda y hay fascinación por la brujería y la magia. Se nos dice que podemos descubrir el "dios interno" haciendo meditación y yoga. En el mundo occidental, más personas creen en la idea hindú de la reencarnación que en la enseñanza cristiana de la resurrección de los muertos. Algunas personas dicen que Jesús quizás fuera el Mesías de su tiempo pero que necesitamos un nuevo Mesías para nuestro tiempo. Otros incluso afirman ser ese nuevo Mesías. 

El proceso de globalización también hace que personas de diferentes razas y religiones vivan juntas. La religión a menudo causa tensión y conflicto. Pensando en esto, muchos dicen que todas las religiones deberían unirse para salvar al mundo. En 2003, la ONU convocó una "Alianza de Civilizaciones" destinada a unir la política y la religión en causa común y engendrar así una nueva civilización global. La Carta de la Iniciativa de las Religiones Unidas ha pedido la unificación de las religiones para alimentar esta causa. 

Hoy existen muchas fuerzas que promueven la idea de que todas las religiones son equivalentes y que deberían unirse. La masonería enseña que todas las religiones son iguales. El movimiento de la Nueva Era quisiera unir a toda la humanidad bajo una nueva conciencia espiritual. Gran parte de la iglesia va por el mismo camino, con líderes que piden que las religiones se unan para poner fin a las guerras y los conflictos. 

El Papa Francisco ha hecho una serie de llamamientos para la unión de todas las religiones, y ha producido un documento llamado Fraternidad humana para la paz mundial y la convivencia que firmó con el Gran Imán de la Universidad Al-Azhar en El Cairo, el representante más importante del islam sunita. En realidad, es un plan general para unir a las diversas religiones del mundo. En una sección del mismo, dice específicamente que el hecho de que haya tanta diversidad de religiones en el mundo se debe a "la voluntad de Dios en su sabiduría". Es decir que este documento afirma que Dios está satisfecho con todas las religiones del mundo y que todas existen por su voluntad y nos conducen a Dios y al cielo.  

Basándose en esa idea de que todos los dioses son iguales, el Papa ha dicho en público que los cristianos no deben evangelizar a personas de otras religiones y que Dios acepta a gente de todas las religiones y a aquellos sin religión si tan solo hacen el bien. Le dijo a un grupo de jóvenes que "cultiven juntos el sueño de un nuevo humanismo que vaya más allá de la religión para incluir a toda persona, ya sea creyente o no". Él quiere que hagan esto para crear "un pacto común, un proceso de cambio global. Un pacto en el que no solo los creyentes, sino todos los hombres y mujeres de buena voluntad, más allá de diferencias de credo y nacionalidad, puedan participar, inspirados por un ideal de fraternidad afanoso sobre todo por los pobres y por aquellos que se encuentran excluidos."   

El 18 de septiembre de 2019, el Papa hizo un llamamiento a la creación de un órgano supranacional legalmente constituido que cumpla los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas y que implemente las políticas para el "cambio climático". Quiere que este organismo se ocupe de "los grandes desafíos contemporáneos, del cambio climático, de la nueva esclavitud y de la paz". El Papa ha dicho que el mundo necesita un tipo diferente de economía, "una que cuide el medio ambiente y no lo destruya". Leyendo entre líneas, el llamamiento del Papa pretende que las naciones entreguen sus poderes a una autoridad central, la de la ONU, para hacer frente al cambio climático, el control de la población y el problema de los refugiados.  

Si lees detenidamente lo que dice, suena como un llamamiento a la creación de una religión mundial que respalde a un gobierno mundial. A los cristianos que intentan predicar el Evangelio que dice que solo existe un camino hacia Dios a través de Jesucristo, se les acusa de perturbar esta agenda y reciben críticas severas de este Papa. Aunque el Papa es el jefe de una iglesia supuestamente cristiana, quiere cambiar el mundo a través de una religión basada en la fe en la humanidad (humanismo), no en la fe en Dios a través de Jesucristo. Él quiere que esto vaya más allá de las "diferencias de credo y de nacionalidad", por lo tanto, los cristianos, en su opinión, no deben tratar de convencer a personas de otras religiones acerca del Evangelio.

Este tipo de pensamiento también está presente en muchas iglesias protestantes hoy en día y forma parte de la apostasía del tiempo del fin, es decir, del alejamiento de aquellos que profesan ser cristianos, del verdadero mensaje del Evangelio. Hoy vemos a líderes de la iglesia de todas las denominaciones oponiéndose a la predicación del Evangelio y negando públicamente la enseñanza básica del Nuevo Testamento, cuestionando el nacimiento virginal de Jesús, su vida sin pecado, su muerte como sacrificio por los pecados del mundo y su resurrección de entre los muertos. Sobre todo, cuestionan su promesa de volver a la tierra. 

En la segunda carta de Pedro leemos:

'Pero se levantaron falsos profetas entre el pueblo, así como habrá también falsos maestros entre vosotros, los cuales encubiertamente introducirán herejías destructoras, negando incluso al Señor que los compró, trayendo sobre sí una destrucción repentina.

2 Pedro 2.1

El Libro de Apocalipsis muestra que un falso sistema religioso dominará el mundo en los últimos días. Esta unión interreligiosa se denominará 'Babilonia', y será un sistema religioso falso que cooperará con el Anticristo durante la primera mitad del periodo de la tribulación. En Apocalipsis 17, leemos acerca de una mujer que monta en la bestia, que es un símbolo de esta alianza que perseguirá a los verdaderos creyentes en Jesús:

y sobre su frente había un nombre escrito, un misterio: BABILONIA LA GRANDE, LA MADRE DE LAS RAMERAS Y DE LAS ABOMINACIONES DE LA TIERRA. Y vi a la mujer ebria de la sangre de los santos, y de la sangre de los testigos de Jesús. Y al verla, me asombré grandemente. 

Apocalipsis 17.5-6   

Estas iglesias negarán la sangre de Jesús como único medio por el cual los pecados se perdonan y estarán dispuestas a comprometerse con otras religiones en una unión interreligiosa. La Biblia enseña que Dios ama a todas las personas y quiere que todos se salven, pero no admite que las personas puedan salvarse de forma alguna que no sea la fe en Jesús. En Hechos 4, Pedro declaró que la fe en la crucifixión y en la resurrección de Jesús es el único medio por el cual Dios ofrece la salvación a la humanidad: 

Y en ningún otro hay salvación, porque no hay otro nombre bajo el cielo dado a los hombres, en el cual podamos ser salvos.

Hechos 4.12. 

Jesús nunca dijo que todos los caminos conducen a Dios o que todas las personas obtienen salvación. Él dijo:

'Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre sino por mí.'

Juan 14.6.

Jesús dice claramente que es el único que puede llevarnos a Dios cuando nos arrepentimos de nuestros pecados, cuando creemos que Él murió como sacrificio por los pecados del mundo y que resucitó de entre los muertos. Ninguna otra persona en la historia de la humanidad ha hecho esto o puede hacerlo. 

Señal 9: El ataque a la fe 

Según la segunda carta de Pedro, una de las características de los últimos días de esta era será la negación de las enseñanzas de la Biblia. Pedro escribe: 

Ante todo, sabed esto: que en los últimos días vendrán burladores, con su sarcasmo, siguiendo sus propias pasiones, y diciendo: ¿Dónde está la promesa de su venida? Porque desde que los padres durmieron, todo continúa tal como estaba desde el principio de la creación. Pues cuando dicen esto, no se dan cuenta de que los cielos existían desde hace mucho tiempo, y también la tierra, surgida del agua y establecida entre las aguas por la palabra de Dios, por lo cual el mundo de entonces fue destruido, siendo inundado con agua.

2 Pedro 3.3-6

Este pasaje nos explica que en los últimos días la gente se burlará de la idea de la segunda venida de Jesús y también de la creencia que Dios hizo el mundo y que el Diluvio sucedió realmente. Creerán que la evolución explica cómo llegamos aquí, que las cosas han seguido existiendo durante millones de años y que toda vida tal como la conocemos es el resultado de un proceso continuo de desarrollo que ha durado un extenso período de tiempo. La Biblia enseña una visión "catastrófica" de la historia de la tierra y que la creación original "muy buena" de Génesis 1 ha sido transformada drásticamente por dos acontecimientos que tuvieron lugar en un corto plazo de tiempo. El primero fue la caída del hombre descrita en Génesis 3; y el segundo fue el Diluvio, descrito en Génesis 6-9. 

Hoy, los medios de comunicación, el sistema educativo, el establecimiento científico y gran parte de la iglesia rechazan las enseñanzas de la Biblia sobre la Creación y aceptan la teoría de la evolución. Si la teoría de la evolución es correcta, entonces la Biblia no puede ser verdadera y no tiene sentido la enseñanza central del Nuevo Testamento de que Cristo murió para salvarnos de nuestros pecados y de la muerte. La teoría de la evolución supone que hubo millones de años de muerte y destrucción antes de que los humanos aparecieran en el mundo. Sin embargo, la Biblia enseña que la muerte es el resultado del pecado de Adán:

Porque ya que la muerte entró por un hombre, también por un hombre vino la resurrección de los muertos. Porque así como en Adán todos mueren, también en Cristo todos serán vivificados.

1 Corintios 15.21-22.  (ver también Romanos 5.12-21) 

La visión evolutiva moderna enseña que al principio no había nada, que la nada explotó, que el universo surgió de esa explosión, que la vida se originó a partir de la falta de vida y que formas de vida increíblemente complejas surgieron como resultado de una casualidad y procesos aleatorios. Como ninguno de esos sucesos se puede observar actualmente o se ha observado en el pasado, creer en la teoría de la evolución es tanto cuestión de fe como creer en lo que dice la Biblia: "En el principio creó Dios los cielos y la tierra."

De hecho, existen muchas más pruebas que soportan la creencia que el mundo ordenado en que vivimos y el sorprendente diseño y complejidad de todas las formas de vida son el resultado de la creación de Dios y no de la evolución. Recientemente, varias organizaciones cristianas han comenzado a enseñar la creación literal tal como se relata en Génesis. Muchas de estas organizaciones emplean a científicos con doctorados que dan buenas razones, sustanciando la creencia que la Palabra de Dios es verdadera. [Podemos ofrecerte más información sobre este tema si nos la pides.] 

La evolución en su forma moderna tiene su origen en el siglo XIX y se desarrolló en paralelo a una serie de ideas como el marxismo, varias ideas racistas y fascistas, y la psicología freudiana que atacaban las creencias de la Biblia. En el siglo 20, el ataque contra el cristianismo se estableció en los regímenes comunistas del bloque soviético y China y en la Alemania nazi. Aunque los comunistas y los nazis se oponían unos a otros, ambos movimientos tenían sus raíces en ideas del siglo 19 opuestas al cristianismo, ambos hicieron fluir ríos de sangre y ambos quisieron eliminar al cristianismo. 

Los nazis también quisieron eliminar al pueblo judío y así evitar que los propósitos de Dios para Israel se cumplieran. Dios dice que ‘mientras el sol, la luna y las estrellas brillen en el cielo, Israel será un pueblo delante de Él’ (Jeremías 31.35-36) y promete que bendecirá a quienes bendigan a Abraham y a sus descendientes (el pueblo judío) y maldecirá a quienes los maldigan. Por eso, el antisemitismo también forma parte de la guerra contra el pueblo de Dios, y su incremento y el deseo de eliminar a Israel, representan otra señal de los últimos días de la era (ver Jeremías 30 y Daniel 12).    

La persecución de los cristianos ha aumentado en varios países del mundo y muchos mártires han muerto por la fe. Una de las señales de los últimos días, según Jesús, es tal persecución:

Entonces os entregarán a tribulación, y os matarán, y seréis odiados de todas las naciones por causa de mi nombre.  

Mateo 24.9 

Hoy en día, en el siglo 21,st somos testigos de una hostilidad mundial contra los cristianos que quieren difundir el Evangelio y animar a otros a que conozcan al Señor. El peor lugar del mundo para los cristianos es el régimen comunista de Corea del Norte. China también está intensificando su persecución de los cristianos, utilizando la tecnología digital que ya hemos mencionado para sondear y controlar lo que sucede en las iglesias. En los países islámicos de todo el mundo existe una persecución severa de los cristianos. En Irán ha habido una desilusión enorme con el islam que ha llevado a muchos a recurrir a Jesucristo, pero estos también se enfrentan a una dura persecución por parte del régimen islámico. Vemos el mismo modelo de persecución a diversos niveles en todo el mundo musulmán. Si los cristianos aceptan su posición y se someten a la dominación islámica, pueden beneficiarse de una protección mínima, pero si siguen difundiendo la fe entre los musulmanes, se enfrentan a la oposición o incluso a la muerte. A pesar de esto, muchas personas de origen musulmán hallan hoy la salvación a través de la fe en Jesús como Salvador y Señor. 

Pero el verdadero mensaje del Evangelio no se resiste tan solo bajo el comunismo o el islam. En todo el mundo hay informes de extrema oposición a la predicación del Evangelio que a menudo causa violencia contra los creyentes. Esta oposición ocurre en pueblos hindúes, budistas, e incluso en miembros de iglesias católicas y ortodoxas romanas cuando personas de esas tradiciones adoptan la fe en Jesús como Salvador y Señor.

En el mundo occidental vemos constantes ataques contra el cristianismo en los medios de comunicación, el sistema educativo y la "política correcta" de los gobiernos. Las ideas permisivas sobre el sexo y la moral han cambiado radicalmente la forma en que las personas ven el matrimonio, la educación de los niños, el crimen, el castigo, etc. A los cristianos que creen en la Biblia a menudo se les considera intolerantes, sectarios y anticuados. La idea de que algo sea "bueno o malo" se rechaza de raíz ya que así la gente se siente libre de hacer lo que quiere. "Si algo es bueno para ti, es bueno". 

En nombre de la libertad, la sociedad ha quebrado los mandamientos de Dios. Sin embargo, en lugar de encontrar la libertad, ahora sufrimos un creciente caos social en el que las personas están esclavizadas por el miedo, las enfermedades y la desesperación. A medida que las familias se desmoronan, los jóvenes se desorientan o pierden todo amor, y terminan metiéndose en drogas, alcoholismo, violencia y bandas. Las personas mayores tienen miedo de salir de sus hogares. Las cárceles están llenas y las vidas se arruinan.

Este tipo de sociedad conducirá eventualmente a la pérdida de libertad y a la dictadura. Si las personas no se controlan a través de su propia conciencia, el temor de Dios y el respeto de Sus mandamientos, terminarán por vivir en una sociedad que se desmorona. Entonces, aceptarán la dictadura como solución. El tipo de desarrollo tecnológico que conocemos hoy en día le dará al estado enormes poderes para controlar la conducta de los ciudadanos y tomar medidas enérgicas contra el comportamiento anárquico o ilegal. 

La verdadera respuesta al caos moral y espiritual de nuestro tiempo se encuentra en el mensaje del Evangelio. Jesucristo murió por nuestros pecados y resucitó de entre los muertos. Nos ofrece el perdón y un nuevo comienzo. Este mensaje es considerado "políticamente incorrecto" por muchos de los que controlan nuestras instituciones. Se dice que tal mensaje, decir que Jesús es la única forma de perdón y paz con Dios, resulta ofensivo a personas de otras religiones. En los lugares donde este mensaje realmente debiera escucharse, en los medios de comunicación, en las escuelas, universidades, cárceles, etc., existe una creciente hostilidad contra el cristianismo bíblico y se aconseja la supresión del Evangelio. Está claro que la sociedad occidental también se encauza hacia un tiempo de persecución del cristianismo real. 

Señal 10: La difusión del evangelio 

Las últimas palabras de Jesús a sus discípulos antes de su ascensión fueron:

Toda autoridad me ha sido dada en el cielo y en la tierra. Id, pues, y haced discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, enseñándoles a guardar todo lo que os he mandado; y he aquí, yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. 

Mateo 28.18-20.

Él dijo:

Y este evangelio del reino se predicará en todo el mundo como testimonio a todas las naciones, y entonces vendrá el fin.

Mateo 24.14.

A pesar de la oposición al Evangelio, el mensaje se está extendiendo por todo el mundo. Si bien puede haber un declive espiritual en partes tradicionalmente cristianas del mundo como Europa y América del Norte, muchos acogen la fe en África y América del Sur. Los cristianos que fueron perseguidos en la Unión Soviética vieron el fin del comunismo y las nuevas oportunidades para difundir el mensaje en Rusia. A pesar de la continua oposición del estado, ahora hay millones de cristianos en China, muchos reunidos en hogares-iglesia no registrados, pero manteniendo la visión de difundir la fe en Asia central. 

Incluso en el mundo musulmán existen relatos notables de personas que adoptan la fe en Jesús y de muchos otros que quieren saber la verdad y encuentran a Jesús, a veces a través de sueños y visiones, incluso antes de leer el Evangelio y de comprender su mensaje. En Israel y en la diáspora judía, muchos judíos saben ya que Jesús es el Mesías de la promesa, que vino por primera vez a sufrir y morir como sacrificio por nuestros pecados, y que vuelve con poder y gloria para juzgar al mundo con justicia al fin de esta era. 

Esta es la señal positiva prioritaria en la que Dios quiere que participemos. Los últimos días representarán un momento difícil en que vivir, pero también serán un momento en que muchos clamarán a Dios por la salvación. El mundo de hoy es como un barco que se hunde y que tiene tantos agujeros que nadie puede salvarlo. La única esperanza es subir al bote salvavidas de la salvación y confiar en Dios para salvarnos a través del Mesías, Jesucristo, que Él ha enviado. La biblia dice: 

Y sucederá que todo aquel que invoque el nombre del Señor será salvo.

Joel 2.32, Romanos 10.13..

Tenemos que aprovechar las oportunidades que nos proporciona nuestra época para difundir el mensaje que Jesús vino una vez para salvarnos de nuestros pecados y que vendrá de nuevo para juzgar al mundo en justicia de acuerdo con la manera en que hemos respondido al mensaje del Evangelio. Ahora es el día de salvación y ahora es el momento en que Dios quiere que le digamos a otros cómo ser salvos antes de que llegue el tiempo del juicio sobre la tierra. Debemos aprovechar el tiempo que nos queda y transmitir este mensaje a todo el mundo.

Palabras de conclusión acerca de la gran tribulación, el rapto de la iglesia y el Reino Milenario del Mesías

Según las escrituras proféticas, los tres acontecimientos principales siguientes tendrán lugar en los últimos días de la era. 

1. El rapto de la iglesia 

Jesús dijo que vendrá el día en que una gran cantidad de personas desaparecerán repentinamente: 

Os digo que en aquella noche estarán dos en una cama; uno será tomado y el otro será dejado. Estarán dos mujeres moliendo en el mismo lugar; una será tomada y la otra será dejada. Dos estarán en el campo; uno será tomado y el otro será dejado. 

Lucas 17.34-36

Jesús compara este acontecimiento a los días de Noé, cuando vino el diluvio, y a los días de Lot cuando Dios destruyó a Sodoma y Gomorra. Ambos acontecimientos ocurrieron repentinamente, cuando la vida transcurría de forma normal. La gente estaba haciendo cosas comunes como comer y beber, comprar y vender, construir y plantar cuando ocurrió el desastre. Así acontecerá también la segunda venida de Jesús. 

En 1 Tesalonicenses 4.16-17, Pablo lo describe así: 

Pues el Señor mismo descenderá del cielo con voz de mando, con voz de arcángel y con la trompeta de Dios, y los muertos en Cristo se levantarán primero. Entonces nosotros, los que estemos vivos y que permanezcamos, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes al encuentro del Señor en el aire, y así estaremos con el Señor siempre.

1 Tesalonicenses 4.16-17

Las personas que sean arrebatadas para encontrarse con el Señor serán aquellas que creen que el Señor Jesús murió por nuestros pecados y resucitó de entre los muertos. Este acontecimiento se conoce como el ‘rapto de la iglesia’. La palabra 'rapto' viene de la forma latina ‘raptus’ y de la palabra griega 'harpazo' (atrapar/atrapado) que se usa en 1 Tesalonicenses 4.17. Para participar en este acontecimiento, debes arrepentirte de tu pecado ahora y aceptar a Jesucristo como Salvador y Señor. Si nunca has hecho esto, lee la última sección de este libro donde encontrarás una explicación de cómo obtener la salvación del juicio venidero de Dios. 

Entonces seremos testigos del acontecimiento más dramático y que cambiará la vida como nunca antes ha cambiado. Recibiremos nuevos cuerpos de resurrección que nunca más conocerán el pecado, la enfermedad o la muerte (1 Corintios 15.50-58). Nos encontraremos con el Señor Jesús en el aire, nos llevará al cielo y estaremos en su presencia para siempre. 

Pasaremos por el asiento del juicio de Cristo donde se juzgarán nuestras acciones sobre la tierra.  Porque todos nosotros debemos comparecer ante el tribunal de Cristo, para que cada uno sea recompensado por sus hechos estando en el cuerpo, de acuerdo con lo que hizo, sea bueno o sea malo. 2 Corintios 5.10. Este juicio será para recompensas no para el cielo o el infierno.

Asistiremos al maravilloso acontecimiento que se conoce como la 'Cena de las bodas del Cordero' (Apocalipsis 19.6-10)donde el Señor y todos los que han sido salvos a través de los siglos estarán presentes. Para aquellos que tienen esta esperanza basada en una fe viva en Jesús como Salvador y Señor, hay un futuro que es tan maravilloso que ninguna palabra puede describirlo:  'Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, ni han entrado al corazón del hombre, son las cosas que Dios ha preparado para los que le aman.  1 Corintios 2.9.

Aquellos arrebatados en el rapto de la iglesia, junto con aquellos que murieron en Cristo entre el día de Pentecostés y el rapto, regresarán con Jesucristo en cuerpos glorificados y formarán parte de la era gloriosa cuando Jesús reine en la tierra durante el reino milenario.

2. La gran tribulación 

Habrá un período de siete años conocido como la Gran Tribulación, durante el cual el mundo se enfrentará a una crisis de proporciones tan enormes que amenazará la destrucción de toda la vida sobre la tierra. Jesús lo describió así:

'Pues habrá más angustia que en cualquier otro momento desde el principio del mundo. Y jamás habrá una angustia tan grande.  De hecho, a menos que se acorte ese tiempo de calamidad, ni una sola persona sobrevivirá; pero se acortará por el bien de los elegidos de Dios. 

Mateo 24.21-22

El mundo estará bajo el poder de un líder mundial conocido como la bestia o el Anticristo. A principio de ese período, el Anticristo ofrecerá paz y seguridad a un mundo aterrorizado por los acontecimientos actuales. Satanás lo controlará y tendrá un asistente conocido como el Falso Profeta que hará que la gente lo adore como a un dios. A pesar del mal de este tiempo, habrá una gran cantidad de personas que se acogerán a la fe en Jesús como Salvador y Señor. 144.000 personas judías especialmente selladas por Dios recibirán la revelación que Jesús es el Mesías y, a través de su testimonio 'se salvará una gran multitud de todas las naciones, tribus, pueblos y lenguas que nadie podrá contar. Apocalipsis 7.9 Muchos de estos sufrirán martirio por la fe. Luego resucitarán después de que Jesús regrese a la tierra en Armagedón. 

En la primera mitad del período de la tribulación, la Bestia o Anticristo accederá al poder. El estará poseído y energizado por el Diablo. A la mitad del período de tribulación de siete años, fingirá una muerte y resurrección falsas que harán que las personas lo adoren como a dios. El Falso Profeta realizará señales sobrenaturales y establecerá una imagen de la bestia que la gente tendrá que adorar. A los que adoren la imagen de la bestia, el Anticristo les dará un número que les permitirá comprar y vender (666). Quienes se nieguen a adorar la imagen no recibirán el número y, por lo tanto, no podrán comprar ni vender. Puedes leer acerca de esto en Apocalipsis capítulo 13. 

El establecimiento de la imagen de la bestia hará que los juicios de Dios caigan sobre la tierra. Llagas terribles afligirán a todos aquellos que reciban la marca de la bestia y serán condenados eternamente. Si estás leyendo este libro durante el período de tribulación, date cuenta que no debes aceptar la marca de la bestia. Es mejor confiar en Jesús y enfrentarte al martirio que aceptar la marca de la bestia e ir al infierno. Finalmente, Satanás reunirá a las naciones en Armagedón, la batalla que tendrá lugar en Israel y traerá a Jesús de vuelta a la tierra. (Apocalipsis 16.12-19) Jesús volverá montado en un caballo blanco como Rey de reyes y Señor de señores. Derrotará por completo a los ejércitos de la bestia y al falso profeta, que luego serán arrojados al infierno. Satanás estará atado en el abismo durante 1.000 años, tiempo durante el cual no podrá engañar a las naciones (Apocalipsis 20.1-3). 

3. El milenio, los nuevos cielos y la nueva tierra 

Cuando Jesús vuelva a la tierra veremos el cumplimiento de las palabras de Apocalipsis 11.15: '

El reino del mundo ha venido a ser el reino de nuestro Señor y de su Cristo; y Él reinará por los siglos de los siglos.

Apocalipsis 11.15

Jesús regresará en persona esta vez como Rey de reyes con todo el poder de Dios. Él gobernará el mundo durante 1000 años desde una Jerusalén restaurada durante un período maravilloso conocido como el Milenio o Reino Mesiánico. Satanás estará confinado en "el abismo" y no podrá influir a las naciones (Apocalipsis 20: 1-3). Esta era estará libre de guerras y de los aspectos negativos de la vida y la tecnología modernas. La gente vivirá en comunidades pacíficas con el Señor presente para asegurarse de que el mal esté restringido y que haya seguridad y abundancia para todos. Este será el cumplimiento de la visión de los profetas hebreos:

Porque de Sión saldrá la ley, y de Jerusalén la palabra del Señor. Juzgará entre las naciones, y hará decisiones por muchos pueblos. Forjarán sus espadas en rejas de arado, y sus lanzas en podaderas. No alzará espada nación contra nación, ni se adiestrarán más para la guerra.  

Isaías 2.3-4

la tierra estará llena del conocimiento del Señor como las aguas cubren el mar.  

Isaías 11.9

Al final del Milenio, Satanás será liberado del abismo por un corto tiempo. Reunirá a aquellos nacidos durante el Milenio que rechacen a Jesús y se resientan de tener que vivir bajo Su gobierno. Jesús aplastará rápidamente este último acto de rebelión de Satanás y lo arrojará al infierno. Luego acaecerá el juicio final del Gran Trono Blanco: 

Y el que no se encontraba inscrito en el libro de la vida fue arrojado al lago de fuego.

Apocalipsis 20.15

Este será el fin del mundo, cuando se establecerá la división permanente entre los que se pierden en el infierno y los que se salvan en el cielo.

Y vi un cielo nuevo y una tierra nueva, porque el primer cielo y la primera tierra pasaron, y el mar ya no existe.

Apocalipsis 21.1

Todos los que se salven vivirán en la presencia de Dios para siempre en la Nueva Jerusalén: 

Y vi la ciudad santa, la nueva Jerusalén, que descendía del cielo, de Dios, preparada como una novia ataviada para su esposo. Entonces oí una gran voz que decía desde el trono: He aquí, el tabernáculo de Dios está entre los hombres, y Él habitará entre ellos y ellos serán su pueblo, y Dios mismo estará entre ellos. Él enjugará toda lágrima de sus ojos, y ya no habrá muerte, ni habrá más duelo, ni clamor, ni dolor, porque las primeras cosas han pasado.  

Apocalipsis 21.2-4

¿Cuándo sucederá el rapto de la iglesia? 

Aquellos que creen en estas escrituras mantienen diferentes puntos de vista acerca de si el rapto de la iglesia ocurre antes, en medio o al final del período de tribulación de siete años. La primera interpretación razona que el rapto de la iglesia debe ocurrir antes del periodo de tribulación porque es este el momento del juicio de Dios sobre los incrédulos. Los que creen en Jesús serán liberados del sufrimiento de la tribulación en esos días. Los que mantienen este punto de vista señalan que las profecías enseñan que este acontecimiento es inminente y podría ocurrir en cualquier momento, y que esto no sería así si el rapto ocurriese al final del periodo de la tribulación. La segunda interpretación mantiene que el rapto ocurre a mediados del período de tribulación de siete años, después de que el Anticristo haya llegado al poder, pero antes de que se establezca la marca del sistema de la Bestia (es decir, 3 años y medio antes del regreso de Jesucristo a la tierra). La última interpretación arguye que el rapto de la iglesia ocurre al mismo tiempo que la segunda venida de Cristo a la tierra y que la iglesia estará presente en los acontecimientos de la gran tribulación como se describen en el libro de Apocalipsis. 

Yo creo que hay buenas razones para afirmar que el rapto ocurrirá antes de la tribulación. Sin embargo, también entiendo por qué hay personas que tienen puntos de vista diferentes. Según la primera interpretación, la segunda venida es, de hecho, la 'bendita esperanza' de la iglesia, cuando Jesús venga y arrebate a todos los que creen en Él para sí mismo y permanezca con nosotros para siempre. Esta interpretación de las escrituras implica que Jesús podría venir en cualquier momento y que, por lo tanto, debemos estar preparados ahora para encontrarnos con Él. Por eso tienen sentido las palabras de Jesús: '

¡Así que ustedes también deben estar alerta!, porque no saben qué día vendrá su Señor.  Entiendan lo siguiente: si el dueño de una casa supiera exactamente a qué hora viene un ladrón, se mantendría alerta y no dejaría que asaltara su casa. Ustedes también deben estar preparados todo el tiempo, porque el Hijo del Hombre vendrá cuando menos lo esperen. 

Mateo 24.41-44

Nosotros también debemos estar listos para encontrarnos con el Señor en cualquier momento porque no sabemos ni el día ni la hora de nuestra muerte. Entonces, sea cual sea el punto de vista que tomemos sobre este tema, es importante que estemos listos para encontrarnos con el Señor Jesús en cualquier momento y que lo aceptemos ahora como Salvador y Señor. También debemos estar listos para sufrir por Él si somos llamados a hacerlo, como lo están haciendo millones de cristianos ahora en tierras donde se persigue a la iglesia. De todos modos, podríamos morir antes de que Jesús regrese, así que todos debemos estar preparados cada día para encontrarnos con el Señor por si acaso hoy es nuestro último día en la tierra. 

Es hora de tomar tu decisión

Para aquellos que aún no han recibido a Jesús como Salvador y Señor, ahora es el momento de tomar esa decisión. Si no aceptas este mensaje, solo te queda un futuro terrible, ya que, en esa situación, Dios envía Sus juicios a la tierra y tu morirías y te enfrentarías a la eternidad separado de Dios en el infierno. Apocalipsis 20.15 nos dice:

Y el que no se encontraba inscrito en el libro de la vida fue arrojado al lago de fuego. 

Apocalipsis 20.15

Para estar escrito en el Libro de la Vida debes creer en Jesús tu Salvador. En el libro de Romanos leemos:

si confiesas con tu boca a Jesús por Señor, y crees en tu corazón que Dios le resucitó de entre los muertos, serás salvo; porque ... Todo aquel que invoque el nombre del Señor será salvo.  

Romanos 10.9, 13

La buena nueva es que la Biblia dice que podemos estar seguros de que somos salvos y tenemos vida eterna si creemos en Jesucristo. Esto es lo que debes hacer: 

1. Comprende que Dios nos ama y quiere darnos vida eterna: 

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que todo aquel que cree en Él, no se pierda, mas tenga vida eterna.

Juan 3.16

yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.

Juan 10.10

2. Date cuenta de que, por naturaleza, todos somos pecadores y estamos separados de Dios a causa del pecado: 

Ciertamente no hay hombre justo en la tierra que haga el bien y nunca peque.

Eclesiastés 7.20

por cuanto todos pecaron y no alcanzan la gloria de Dios

Romanos 3.23

Porque la paga del pecado es muerte, pero la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.

Romanos 6.23

Ninguno de nosotros es lo suficientemente bueno como para llegar a Dios por nuestros propios méritos. Todos le fallamos de alguna manera – en nuestros pensamientos, palabras o acciones, o en las cosas que no hacemos. 

3. Acepta que Jesucristo es la única provisión de Dios para el pecado: 

Pero Dios demuestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros. Romanos 5.8

Romanos 5.8

Cristo murió por nuestros pecados, conforme a las Escrituras; que fue sepultado y que resucitó al tercer día, conforme a las Escrituras. 

1 Corintios 15.3-4

Jesús dijo: “Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre sino por mí”.

Juan 14.6

Jesús vino del cielo como Hijo de Dios y vivió una vida perfecta en la tierra como el Hijo de Hombre. Su muerte en la cruz fue el sacrificio por los pecados del mundo, y la única forma en que Dios acepta pago por nuestro pecado. Él resucitó y está vivo y da vida eterna a todos los que lo aceptan. 

4. Recibe a Jesús personalmente como Salvador y Señor: 

pero a todos los que creyeron en él y lo recibieron, les dio el derecho de llegar a ser hijos de Dios. Ellos nacen de nuevo, no mediante un nacimiento físico como resultado de la pasión o de la iniciativa humana, sino por medio de un nacimiento que proviene de Dios.

Juan 1.12-13

Recibimos a Cristo por la fe: 

Porque por gracia [el favor no merecido de Dios] habéis sido salvados por medio de la fe, y esto no de vosotros, sino que es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe.

Efesios 2.8-9

Es decir, es la fe en lo que Dios ha hecho por nosotros cuando Jesús murió en la cruz y no en lo que nosotros podemos hacer por Dios, lo que salva a nuestras almas. 

Cuando recibimos a Cristo, nacemos de nuevo espiritualmente, como dijo Jesús en Juan 3.5-7

Jesús respondió: En verdad, en verdad te digo que el que no nace de agua y del Espíritu no puede entrar en el reino de Dios. Lo que es nacido de la carne, carne es, y lo que es nacido del Espíritu, espíritu es. No te asombres de que te haya dicho: ‘Os es necesario nacer de nuevo’.

Juan 3.5-7

Todos nosotros somos "carne", tenemos una vida natural a consecuencia de haber nacido como seres humanos. Para tener una relación con Dios y entrar al cielo debemos tener una vida espiritual recibiendo a Cristo como Salvador. Un niño pequeño puede hacer esto y también una persona mayor a punto de morir. Pero tenemos que hacerlo como acto personal de arrepentimiento por nuestros pecados y por nuestra fe en Jesús como Salvador y Señor. Jesús nos dice: 

He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él y él conmigo. 

Apocalipsis 3.20

Si aún no has hecho esto, y te gustaría hacerlo, he aquí una plegaria que puedes rezar para aceptar a Jesús como Salvador: 

Querido Padre Celestial, admito que soy pecador y que necesito tu perdón. Creo que Jesucristo murió en mi lugar, derramando Su sangre para pagar por mis pecados, y que resucitó de entre los muertos para darme vida eterna. Ahora, estoy dispuesto a apartarme de mi pecado y aceptar a Jesucristo como Salvador y Señor personal. Te entrego mi vida y te pido que me ayudes a convertirme en el tipo de persona que Tú quieres que sea. Gracias padre por amarme. En nombre de Jesús, amén. 

Dile a alguien lo que has hecho, y comienza a leer la Biblia y a pasar tiempo todos los días en oración a Dios. Únete a una comunidad de cristianos creyentes y comparte tu fe con los demás. Si necesitas ayuda con estas cosas, ponte en contacto con nosotros en la siguiente dirección. 

Tony Pearce 

Luz para los últimos días 

Box BM-4226, London WC1N 3XX 

Correo electrónico: comms@lightforthelastdays.co.uk  

Sitio web: https://lightforthelastdays.co.uk/es/ 

Descargar el librito

O contáctenos para versiones impresas. £ 1 cada una o 15 por £ 10

Suscríbete para recibir una notificación cada vez que haya una nueva publicación.