Light for the Last Days

Jesús en el Corán

El islam incorpora historias acerca de Jesús que, según se afirma, son verdaderas. Donde difieren del relato del Evangelio, dicen que es porque este ha sido alterado por escritores posteriores. El Corán y el Hadiz fueron escritos entre los años 600 y 900 después de Jesús por personas que vivían en una época y un lugar diferentes, con una cultura diferente a la de los autores del Nuevo Testamento. Hay que preguntarse a sí mismo: ¿cuál tiene mayor probabilidad de ofrecernos el relato correcto?

religiondigital.org

Hay cosas que el Corán dice sobre Jesús que son erróneas. Por ejemplo, a María, la madre de Jesús se la llama “hermana de Aarón” (Sura 19.28-29) e “hija de Imran” (Sura 66.12). Imran es una forma árabe del hebreo Amram, el padre de “Aarón, Moisés y Miriam” (Números 26.59). Esta Miriam era la hermana de Aarón (Éxodo 15.20). Por lo tanto, si creemos lo que dice el Corán, Miriam / María no solo era virgen cuando dio a luz a Jesús, sino que ¡también tenía unos 1.500 años de edad!

Algunos escritores musulmanes han intentado explicar esta contradicción diciendo que Miriam fue milagrosamente preservada en vida con el propósito de dar a luz a Jesús, y citan una tradición judía que explica que el ángel de la muerte no tenía poder sobre Miriam, la hermana de Moisés y Aarón. La explicación más obvia es que el escritor del Corán simplemente confundió la identidad de estas dos mujeres, cuyos nombres en hebreo (Miriam) y árabe (Maryam) son muy comunes.

El Jesús islámico nunca fue crucificado y, por lo tanto, no resucitó de entre los muertos “Y merecieron la cólera de Alá por haber aseverado Por cierto que hemos matado al Mesías, Jesús hijo de María, el Enviado de Alá, cuando en realidad no es cierto que lo mataron, como pretendieron; no lo crucificaron como aseveraron, sino que sólo les pareció haberlo crucificado; cuando mataron y crucificaron a otro que se le parecía. Luego discreparon sobre si el que mataron era Jesús u otro. Por cierto, que todos están en duda acerca de ello. Lo cierto es que conjeturan sobre lo que no saben a ciencia cierta. No mataron a Jesús absolutamente. (Aleya 157) Si no que Allah lo elevó hacia Él, salvándolo de sus enemigos. No lo crucificaron ni lo mataron. Alá es Todopoderoso y Prudente en lo que hace (Aleya 158).” (Corán: An-Nisâa – Las Mujeres 4:157-158).

¿Qué enseña el Islam acerca de la crucifixión de Isa al Masih (Jesús)? – ChristianAnswers.Net/spanish

Esta declaración coránica arranca el corazón mismo del mensaje del Evangelio y contradice todo lo que el Nuevo Testamento enseña acerca de Jesús.

Primeramente os he enseñado lo que asimismo recibí: Que Cristo murió por nuestros pecados, conforme a las Escrituras; que fue sepultado y que resucitó al tercer día, conforme a las Escrituras; … Y si Cristo no resucitó, vana es entonces nuestra predicación y vana es también vuestra fe.

1 Corintios 15: 3-4,14

También está conectada tal declaración con la enseñanza de las sectas gnósticas heréticas. En el ‘Segundo Tratado del Gran Set’, un texto gnóstico del siglo II, un falso Jesús dice lo siguiente: “Por mi muerte, que creen que sucedió, ellos en su error y ceguera, ya que clavaron a su hombre hasta su muerte… Fue otro, su padre, quien bebió la hiel y el vinagre. No era yo. Me golpearon con la caña. Fue otro, Simón, que llevaba la cruz sobre su hombro. Yo era otro sobre Quien colocaron la corona de espinas… Y me reía de su ignorancia.”

The Second Treatise of the Great Seth – Bullard & Gibbons – The Nag Hammadi Library (gnosis.org)

Existen otras conexiones con escritos gnósticos en el Corán, como la historia de que Jesús, de pequeño, hacia pájaros de arcilla, soplaba sobre ellos y se iban volando. Este tipo de historia sugiere que quien compilo esos textos coránicos tuvo contacto con sectas gnósticas que se habían desviado de la corriente principal del cristianismo. El Corán también contiene historias talmúdicas como la de Abraham destruyendo los ídolos en Ur y la de Salomón conociendo el idioma de los pájaros, por lo que también es probable que el compilador del Corán recibiese influencias de algunos maestros judíos de la época.

El Origen del Corán (arabespanol.org)

El Jesús islámico no es Dios encarnado. De hecho, según el Corán quienquiera que crea que Dios tiene tres personas (Trinidad), será arrojado al infierno. “Tampoco cree en Alá aquél que alega que Alá es parte de la Trinidad como pretenden los cristianos ahora. La verdad es que no hay más divinidad que Alá Único; si no desisten estos extraviados de esta perversa creencia y vuelven a obedecer a Alá Allah, un severo castigo azotará a los blasfemos.” (Corán: Al-Maîdah – La Mesa Servida 5:73). Él (Jesús) es simplemente otro profeta: “Y decidles: Creemos en Alá y lo que nos ha revelado en el Qur’an y creemos asimismo en lo que fue revelado a Abraham, a Ismael, a Isaac y a Jacob y a sus hijos, y en la Torá que Alá comunicó a Moisés, la original sin tergiversaciones, y el Evangelio que Alá comunicó a Jesús sin sus tergiversaciones, en lo que fue comunicado a todos los Profetas por su Señor, entre los cuales no hacemos distingos, teniendo fe en algunos o descreyendo y negando a otros.” (Corán: Al-Baqarah – La Vaca 2:136)

El Jesús islámico es un ser creado: “Un grupo de gente se desvió de la verdad en cuanto a Jesús; decían que Jesús era el hijo de Alá pues nació sin padre. Alá les dijo: Jesús fue creado sin padre, así como Adán fue creado de tierra sin padre ni madre. Alá le dio forma y quiso que fuera un hombre completo y así fue.” (Corán: Al-Imrân – La familia de Imran 3:59)

En la Biblia, Jesús se revela como un ser eterno que dijo de sí mismo:

De cierto, de cierto os digo: Antes que Abraham fuera, yo soy.”

Juan 8.58

Él es el creador, no un ser creado:

Todas las cosas por medio de él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho fue hecho.

Juan 1.3

El Nuevo Testamento enseña que Jesús es el Señor, totalmente diferente de los profetas y que está por encima de todos ellos:

En el principio era el Verbo, el Verbo estaba con Dios y el Verbo era Dios. … Y el Verbo se hizo carne y habitó entre nosotros lleno de gracia y de verdad; y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre.

Juan 1.1-14

Juan equipara a Jesús con el Verbo que es Dios.

Por eso Dios también lo exaltó sobre todas las cosas y le dio un nombre que es sobre todo nombre, para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla … y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre.

Filipenses 2.9-11

Los musulmanes mantienen varias creencias acerca de la Segunda Venida de Jesús basadas en el Hadiz (tradiciones) más que en el Corán.

Hadiz

El Jesús islámico regresará como “hombre de mediana estatura, con cabello rojizo, vestido con dos prendas de color amarillo claro” (Sunan Abu Dawud Libro 37, Número 4310); aterrizará en el minarete de la mezquita de Damasco e invitará a todo el mundo, incluidos judíos y cristianos, a convertirse al islam (Hadiz 814). Luego destruirá al Dajjal (una especie de figura del anticristo musulmán), “matará a todos los cerdos y romperá todas las cruces”, confirmando al islam como la única religión verdadera y aboliendo el cristianismo. Luego vivirá durante 40 años, se casará y tendrá hijos y realizará el Hach (peregrinaje) a La Meca. Después morirá y será enterrado en una tumba junto a Mahoma.

El Islam en Europa | artehistoria.com

Todo esto contradice lo que la Biblia nos dice acerca de la Segunda Venida de Jesús. La Biblia nos dice que Jesús regresará a la tierra, al Monte de los Olivos en las afueras de Jerusalén, como Rey de Reyes y Señor de Señores, con todo el poder de Dios a su disposición.

¿Qué es el Reino Milenial?

Luego establecerá su reinado de 1.000 años de paz y justicia en la tierra antes de que Dios establezca el estado eterno en el que Jesús será glorificado y adorado eternamente (ver Zacarías 12-14, Apocalipsis 19-21).

Detrás del Corán hay un espíritu que niega la identidad del Señor Jesús tal como se revela en el Nuevo Testamento. El Nuevo Testamento identifica a ese espíritu como el ‘espíritu del anticristo’.

¿Cuál es el espíritu del anticristo? | GotQuestions.org/Espanol

En 1 Juan 2.19-23 leemos:

Salieron de nosotros, pero no eran de nosotros, porque si hubieran sido de nosotros, habrían permanecido con nosotros; pero salieron para que se manifestara que no todos son de nosotros. … ¿Quién es el mentiroso, sino el que niega que Jesús es el Cristo? Éste es el anticristo, pues niega al Padre y al Hijo. Todo aquel que niega al Hijo, tampoco tiene al Padre. El que confiesa al Hijo tiene también al Padre.

1 Juan 2.19-23

Una de las creencias centrales del islam es que Dios es una unidad absoluta. El islam niega el concepto cristiano de que Dios es una unidad tripartita de Padre, Hijo y Espíritu Santo y que el Señor Jesucristo es Emmanuel / Dios con nosotros / Hijo de Dios.

Según el pasaje anterior de 1 Juan, si no tienes al Hijo, tampoco tienes al Padre.

El islam desempeñará un papel importante como perseguidor de cristianos verdaderos en los acontecimientos de los últimos días. También estará involucrado en el conflicto de los últimos tiempos acerca de quién debería gobernar Jerusalén.

Cuando Jesús regrese, vendrá a Jerusalén (no a Damasco) y hará que el mundo se someta a un solo Dios a través de Jesús el Mesías. Él trae paz y justicia al mundo (Isaías 2.1-4, Zacarías 14, Apocalipsis 20). Gobernará como Rey de reyes y Señor de señores y establecerá Su reino de paz y justicia en la tierra durante 1.000 años. Una vez hayan pasado los 1.000 años, Él disolverá este mundo y creará los cielos nuevos y la nueva tierra donde todos los verdaderos creyentes habitarán eternamente (2 Pedro 3, Apocalipsis 21).

Deseamos que muchas personas que ahora creen en el islam se tornen hacia Jesús y así encuentren la verdadera salvación y una esperanza gloriosa para el futuro.

Dios ama al mundo entero, también ama a los musulmanes, y quiere que se acerquen a Él a través de la fe en Jesús el Mesías, que murió literalmente por nuestros pecados, fue sepultado y resucitó de entre los muertos el tercer día, como se enseña en el Nuevo Testamento.

Tony Pearce

Cree en el Señor Jesucristo y serás salvo. Hechos 16.31

Tony Pearce